Archivo
Coahuila ocupa el noveno lugar a nivel nacional en cobertura de personal de enfermería, por lo que es necesario capacitarlos y mejorar sus condiciones de trabajo

Debido a los demandantes horarios del personal médico y de enfermería en la entidad, el Congreso del Estado exhortará a la Secretaría de Salud destinar recursos para otorgarles atención psicológica y dosificar sus turnos de trabajo para que brinden un mejor servicio a la ciudadanía.

La diputada Zulmma Guerrero Cázares, del partido Unidad Democrática de Coahuila (UDC), presentó un punto de acuerdo en el que dio a conocer que Coahuila ocupa el noveno lugar a nivel nacional en cobertura de personal de enfermería, por lo que es necesario capacitarlos y mejorar sus condiciones de trabajo.

“Es de todos sabido que cumplen horarios extremos, a veces en condiciones adversas, sin los insumos necesarios, con limitaciones de las crisis de abastecimientos de medicamentos y equipo necesario. Las y los enfermeros llevan en su espalda la responsabilidad de dar un servicio con calidad humana a los ciudadanos, y el papel de cuidadores les vuelve exhaustivo, delicado y agotador”, dijo.

La legisladora udecista aseguró que entre personal de enfermería es común que se dé el “síndrome de burnout”, que provoca agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, lo que en algunas ocasiones lleva al abandono de la profesión.

“Por ello la insistencia de que las enfermeras cuenten con las capacitaciones adecuadas, pero también el cuidado psicológico y un plan de descansos necesarios para seguir desarrollando sus actividades con la mejor calidad de vida. Ello implica que se destinen recursos necesarios para asegurar acciones que redunden en atención psicológica y prestaciones que permitan un desempeño adecuado”, comentó.

En consecuencia, Guerrero Cázares exhortó, a través de su punto de acuerdo, a la Secretaría de Salud de Coahuila para implementar programas para dar atención psicológica al personal de enfermería.