AP
La Casa Blanca todavía no se pronuncia sobre el contenido de la reunión entre Obama y Putin, y se limitó a decir que duró hora y media más de lo previsto.

NACIONES UNIDAS.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, descartó que su país vaya a enviar tropas a Siria tras su reunión con el mandatario Barack Obama, que calificó de "constructiva", según declaraciones recogidas por los medios rusos.

La Casa Blanca todavía no se pronuncia sobre el contenido de la reunión entre Obama y Putin, y se limitó a decir que duró hora y media más de lo previsto.

Al término del encuentro, el primero formal entre ambos en más de dos años y celebrado en la sala de consultas del Consejo de Seguridad de la ONU, Putin hizo declaraciones a los medios de su país.

Según la televisión rusa Russia Today (RT), Putin negó que Moscú tenga o vaya a tener tropas en Siria, aunque el Kremlin ha aumentado recientemente su apoyo militar al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad.

Sobre los bombardeos contra posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria de la coalición internacional que lidera EU, Putin dijo que nadie sabe si están siendo efectivos y no excluyó la posibilidad de que Rusia pueda sumarse a esos ataques en un futuro, aunque recordó que actualmente no son "legales" porque no están bajo el paraguas de la ONU.

De acuerdo con RT, Putin comentó que su conversación con Obama fue "sorpresivamente franca y constructiva" y que cree que ambos pueden trabajar juntos.

No obstante, Putin recordó que ni Obama ni el mandatario francés, François Hollande, ambos partidarios de que Al Assad renuncie para facilitar una transición política en Siria, son ciudadanos sirios y, por tanto, no pueden "decidir" sobre el futuro de ese país.

Tanto Putin como Obama hablaron durante la mañana ante la Asamblea General de la ONU y expusieron muy claramente sus diferencias ante la crisis siria, que ya dura más de cuatro años.

En su discurso ante la Asamblea, Obama insistió en que el presidente sirio debe renunciar para impulsar una "transición" que permita poner fin al conflicto, mientras que Putin, en su intervención, pidió el apoyo de la comunidad internacional al "Gobierno legítimo" de Damasco.