El mítico asesino de la noche de Halloween regresa 40 años después para resolver asuntos pendientes. Foto: Especial
La saga de películas de terror creada por John Carpenter está basada en algunos hechos y personajes reales que ocurrieron hace más de 40 años

Es octubre y los estrenos de películas de terror y suspenso están a la vuelta de la esquina. Este año las opciones son variadas y algunos filmes de estos géneros ya llegaron a las salas de cine desde los primeros días del mes. Sin embargo, los pesos pesados están por llegar. Este es el caso de Halloween.

La continuidad de esta saga iniciada en 1978 por John Carpenter es confusa y está plagada de secuelas y remakes que en total suman 10 películas. Sin embargo, en esta ocasión de la mano de David Gordon Green, Jeff Fradley y Danny McBride, en el guion, y la dirección a manos del mismo Green, la nueva Halloween ignora todas salvo la original y además conserva el nombre.

El nuevo filme, al que vuelve Jamie Lee Curtis en el papel de Laurie Strode, para enfrentarse de nueva cuenta al asesino Michael Myers, llegará a los cines de México el 19 de octubre de 2018; pero antes que eso pase vale la pena tener algo en cuenta, la historia de Carpenter –ahora productor ejecutivo y compositor de la nueva entrega– está basada en elementos reales.

ASESINOS SERIALES Y LEYENDAS URBANAS

Durante años se especuló que la película estaba basada en un hombre llamado Stanley Stiers que en la noche de Halloween de 1923 mató a su familia, fue ingresado en una institución mental y escapó 13 años más tarde para seguir matando. Sin embargo, a pesar de ser una ideal para empatar con la película tenía el problema de que no había constancia de esos asesinatos en ningún medio.

Jamie Lee Curtis vuelve a enfrentarse a su viejo enemigo en la nueva película. Foto: AP

No obstante, en el caso de Halloween, podría decirse que el caso de Ed Gein es el mito fundacional detrás de Michael Myers, sin contar a casi todos los asesinos en serie que hoy se conocen en el cine.

Gein sembró el terror entre los años 40 y 50 en Estados Unidos y aunque oficialmente solo tiene dos myuertes en su haber, se sabe que decapitaba a sus víctimas y usaba su piel para crear objetos comunes, máscaras entre ellos.

Los especialistas del museo del crimen, en Washington, aseguran que muchos personajes de películas de terror fueron basados en él. Entre ellos, Norman Bates (Psycho), Leather face (Texas chainsaw massacre), y, por supuesto, Michael Myers; sin olvidar ejemplos más recientes como Bloodyface, que aparece en la segunda temporada de la serie American Horror Story.

De igual manera, se cree que los crímenes del asesino del Zodiaco cometidos con un enorme cuchillo también sirvieron como inspiración para crear a Myers y su emblemática arma homicida.

En el documental A cut above the rest, que analiza los orígenes y los mitos de la película, John Carpenter cuenta que cuando era estudiante en la Western Kentucky University visitó, como parte de una de sus asignaturas de psicología, una institución mental. De esa etapa recuerda a un niño de entre 12 y 13 años con una mirada peculiar, la misma que describe el actor Donald Pleasence, que interpretaba al doctor que supervisaba a Michael Myers en la película de 1978: “Este rostro vacío, sin emociones. Los ojos negros. Los ojos del demonio”.

Sin duda Carpenter se inspiró en esa mirada anónima para el personaje de Halloween. "Fue traumatizante para mí, probablemente lo más terrorífico que he visto nunca” agregó Carpenter en el documental. Sin embargo, nunca ha relatado nada más sobre este encuentro en alguna otra entrevista.