Arturo Brizio/ Cuartoscuro
Los silbantes tendrán que acudir al estadio y trabajar con normalidad para reportar la ausencia de los Tiburones

Ante la posibilidad de que los jugadores del Veracruz no se presenten al duelo frente a Tigres en la Jornada 14 del Apertura 2019, los árbitros tendrán que seguir el protocolo similar al que realizan en cada juego. 

De acuerdo a Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Árbitros, los silbantes deberán presentarse en el Luis Pirata Fuente y darán el silbatazo inicial. 

“Los árbitros deberán salir al campo normal, hacer el volado, y dar inicio al partido y luego detallar en el reporte la ausencia del equipo y la Comisión Disciplinaria será la que evalúe”, dijo el dirigente de los silbantes.

En caso de que los jugadores se presenten y no quieran mover el balón, Brizió dijo que el árbitro no puede hacer nada.

“Si eso pasa el reloj sigue corriendo como un partido normal, en esos casos el árbitro no puede hacer más”, explicó.

Hasta el momento,  la Comisión de Árbitros no ha recibido ninguna orden por parte de la Liga MX, ni de la Federación Mexicana de Futbol para no presentarse en el inmueble el día de mañana.