Crisis. En Ayuda Rosa nunca la habían pasado tan difícil, ya que actualmente trabajan sin apoyo de Gobierno. JESÚS PEÑA
Precaria situación y malas decisiones del Gobierno Federal obligan a asociación a reducir apoyos a enfermas de cáncer

Este octubre, mes de sensibilización sobre el cáncer de mama, el centro Ayuda Rosa, que atiende a mujeres con diversos tipos de cánceres, tendrá muy poco que celebrar.

De las 80 peticiones de auxilio de féminas que ha recibido en lo que va del año, solo ha logrado atender 35.

Esto debido a la ya de por sí falta de apoyo de los gobiernos, la desaparición del Seguro Popular y la recesión provocada por el COVID 19.

La mayoría de estas peticiones son de apoyo para quimioterapias, cuyos costos van de los 8 mil pesos, la más económica, hasta los 30 mil, la más cara.

Además de estudios TAC, ultrasonidos, análisis de sangre, radiografías, material oncoestético, despensas, ayuda psicológica y radioterapias, cuyo precio es de 2 mil pesos, mínimo.

JESÚS PEÑA

“Qué lástima que se acuerden nada más cada octubre. Nosotros todos los meses trabajamos, señor, y todos los meses tenemos peticiones y desafortunadamente todos los días tenemos más mujeres afectadas, diagnosticadas con esta enfermedad del cáncer”, dijo Lourdes Flores, voluntaria de la Asociación Ayuda Rosa.

VIVEN UN AÑO DIFÍCIL

Comentó que a diferencia de los octubres de años anteriores éste será un “octubre lamentable” por la escasez de medicamentos oncológicos que se ha dado en el contexto de la pandemia del COVID-19.

Declaró que la contingencia canceló además los eventos como loterías, rifas, venta de donas, que año con año organiza Ayuda Rosa y los cuales les permiten recaudar fondos para solventar las peticiones de mujeres.

“Es muy difícil conseguir el donativo, esa es la verdad y nosotros mejor preferimos dar algo a cambio, es decir, aprendemos oficios, trabajamos para generar nuestros propios ingresos y poder seguir apoyando”, precisó Lourdes Flores. 

Advirtió que este año la asociación tiene en su haber más peticiones que no ha atendido, respecto a 2019.

“Hemos estado ayudando en menor cantidad”.

AUNQUE ALGO TENÍAN

Afortunadamente Ayuda Rosa pudo echar mano del presupuesto que le quedó del año anterior. 

“Eso fue lo que nos permitió apoyar un poco”.

María Teresa Ramos Guerrero, la presidente de Ayuda Rosa, explicó que al desaparecer el Seguro Popular muchas mujeres, que padecen cáncer, quedaron desamparadas.

“Gente que murió, gente que sigue luchando…”.

Y destacó que son las empresas el apoyo más fuerte con el que cuenta Ayuda Rosa.

“Las que se suman a nuestra causa, No tenemos apoyo de ningún gobierno ni Municipal ni Estatal ni Federal, de nada. La estamos pasado muy mal, creo que más nuestras pacientitas. La realidad es ésta. Las asociaciones cuando trabajamos sabemos de los déficits tan grandes que hay”.

Te puede interesar

SOLO A LOS CASOS GRAVES

Por su parte, Ana Laura Beltrán Reyes, directora administrativa, advirtió que debido a esta crisis derivada de la pandemia, la agrupación se ha visto obligada a dar prioridad a las féminas más vulnerables.

“Tratamos de que cada petición, si está al alcance de nuestras posibilidades, brindar el apoyo. Por eso se insiste mucho en la prevención, siempre revisarse, los chequeos desde casa, la autoexploración. Para que los tratamientos sean menos agresivos y más cortos”.
 

EL DATO

Dona a ayuda Rosa

844 4154742