En la tradición más popular de las cabañuelas, el clima de los 12 meses se pronostica con base en los 31 días de enero. Foto: Tomada de Internet
En la tradición más popular de las cabañuelas, el clima de los 12 meses se pronostica con base en los 31 días de enero

Esta tradición se remonta a tiempos antiguos, es un método de predicción empírico del clima practicado por quienes trabajan en el campo.

La palabra cabañuelas proviene de la festividad judía de los Tabernáculos. En un documento de Toledo del año 1020, se menciona que los judíos colgaban cien cabañuelas en su barrio en memoria de los años que pasó el pueblo judío vagando por el desierto del Sinaí. Como en esta festividad judía se realizan ritos referentes a la predicción meteorológica, el término adoptó ese significado en castellano.

Sin embargo, no sólo se quedaron en el clima. Algunos fanáticos también las extrapolaron a terrenos espirituales y la creencia dice que las emociones, personas y eventos que predominen en los primeros 12 días del año predicen de alguna manera cómo serán los meses correspondientes, mientras que lo que pase del día 13 al 24 y luego del 25 al 30, y el 31, predicen eventos o emociones secundarias en dichos meses, pero esta vez, nuestro consejo de tías aún no conoce esta nueva modalidad. 

La predicción consiste en evaluar el clima de los 12 primeros días del año, que a decir de las cabañuelas, representan el clima que predominainará durante todo ese año, es decir el clima que predominaine el primero de enero será el clima que predominaine en el mes de enero, el clima predominante en el día dos de enero será el clima que se tendrá en el mes de febrero y así sucesivamente hasta el día 12 que representa el mes de diciembre.

En la tradición más popular de las cabañuelas, el clima de los 12 meses se pronostica con base en los 31 días de enero. 

Del día 1 al 12 de enero de cada año se cuentan los meses en orden ascendente, es decir, empezando por enero , y del día 13 al día 24 de enero de cada año se cuentan los meses en orden descendente, es decir, empezando por diciembre.

Luego, del día 25 al día 30 de enero de cada año se toman 2 meses, cada día en orden ascendente; por lo tanto, cada mes tiene una duración de 12 horas dentro del día. Los últimos días del mes se dividen en mañana y tarde, y en orden cada uno representa un mes (la mañana del 25 es enero, la tarde del 25 es febrero, la mañana del 26 es marzo y así sucesivamente).

Para las cabañuelas, el día más importante es el 31 de enero, cuando se toman tramos de dos horas, correspondientes a cada mes en orden descendente. Por ejemplo: 0:00 a 1:59 es diciembre, de  2:00 a 3:59 noviembre y así con todos los meses.