Reinterpretación. El dueto italino y el guitarrista griego (al centro) ofrecerán su propia versión de dos temas de Astor Piazzola. Foto: Orlando Sifuentes
En entrevista con VANGUARDIA el Dúo Bandini-Chiachiaretta y Costas Cotsiolis hablaron sobre lo que interpretarán este sábado 6 de julio y compartieron su visión sobre la música que hacen

¡No te lo pierdas!

>> Concierto de apertura

>>Festival Internacional de Guitarra de México

>>Sábado 6 de julio

>>Teatro de la Ciudad Fernando Soler

>>20:00 horas

>>Entrada libre

La guitarra es un instrumento cercano a la tradición musical latina pero su presencia es internacional y aunque su impacto en la música de concierto es reciente, antes exclusivo de las expresiones populares, con proyectos como el Festival Internacional de Guitarra de México ha adquirido un nuevo y superior estatus.

Sobre este tema y otros más hablamos en entrevista con el guitarrista griego Costas Cotsiolis y el dúo italiano guitarra-bandoneón Bandini-Chiachiaretta, quienes serán los invitados estelares para la inauguración del evento este sábado 6 de julio a las 20:00 horas en el Teatro de la Ciudad Fernando Soler, acompañados por la Orquesta Filarmónica del Desierto.

Tanto Giampaolo Bandini, el guitarrista del dúo, como Cotsiolis señalaron que se iniciaron en este instrumento a temprana edad, mientras que Cesare Chiachiaretta expresó que él comenzó como acordeonista, también en su infancia, herencia del gusto de su padre por la tradición italiana, hasta que descubrió el bandoneón.

En cuanto a la importancia de la música latinoamericana en su trayectoria el griego comentó que “la mayoría de las obras originales escritas para guitarra vienen de América Latina más que de Europa, porque en Europa la tradición musical, en el renacimiento, la guitarra no era lo que es hoy, era diferente”.

Por su parte Bandini dijo que ambos eran ávidos seguidores de la música de Astor Piazzolla —de quien interpretarán dos obras este sábado, las Estaciones Porteñas y el Doble Concierto Homage a Liege— y conscientes de la existencia de un tendencia a los dúos guitarra-bandoneón en Argentina decidieron unir su talento y sonido desde 2002.

Agregó que otro punto para adentrarse en pareja en el mundo del tango fue “intentar hacer algo nuevo, porque no somos argentinos, no tenemos la técnica popular de Argentina, pero la idea es una nueva manera de tocar el tango, con el filtro de nuestra formación que es más clásica”.

Sobre su repertorio señalaron que se tratan de arreglos para el dúo descritas por Bandini como “transcripciones fieles” al original y destacó la versatilidad de las Estaciones de Piazzolla, compuestas por partes a lo largo de los años, provistas cada una de un particular sonido.

Si bien ellos no tuvieron la oportunidad de conocer al Piazzolla Cotsiolis sí llegó a colaborar con él en varias ocasiones y destacó cómo en su obra le dio importancia a la guitarra como instrumento solista.

“Piazzolla comenzó a componer para guitarra oyendo a nuestro colega Roberto Aussel, tocando Las Cinco Bagatelas de William Walton. Aussel le tocó ‘La Cubana’ y Piazzolla dijo ‘¡Esa es mi música!’. Y comenzó con sus cinco piezas original para guitarra”, dijo el griego.

En relación destacó la importancia de los festivales de guitarra, pues a través de ellos se han desarrollado comisiones para ampliar el repertorio de este instrumento y obras como La Historia del Tango y el mismo Doble Concierto de Homage a Liege vieron la luz gracias al Festival de Guitarra de Lieja en Bélgica.

“Imagínate que ahora tanto repertorio que ahora lo toca todo el mundo es comisión de un festival de guitarra”, agregó.

Esto es lo que sucederá en el concierto de cierre el sábado 13 de julio, a cargo de Pablo Garibay y José María Gallardo, donde se estrenará a nivel nacional el Concierto Sefarad de Samuel Zyman y a nivel internacional el Concierto Dórico de Tomás Barreiro, comisionados en colaboración con el FONCA por el Festival Internacional de Guitarra de México.

Sobre Leo Brouwer —de quien interpretará su Concierto Elegíaco— argumentó que es el único músico que ha logrado destacar en los tres ámbitos principales de esta disciplina, como instrumentista, como director y como compositor.

“Yo no creo que haya en la historia de la música algo parecido, porque hay pianistas que son grandes directores pero no compositores. Hay compositores que fueron directores de orquesta, pero no eran instrumentistas. […] Leo es un capítulo aparte en la historia de la guitarra por la importancia que dio al instrumento con sus obras”, aseguró.

Ya como invitados en varias ediciones del Festival Internacional de Guitarra de México, los músicos destacaron la importancia de este encuentro “de aproximarse a la gente de la manera más buena que se pueda, porque Martín (Madrigal) está siempre con la mejor música, el mejor repertorio para que la gente se emocione y llegue al concierto y creo que es un trabajo importante del director artístico”.