Fue a solicitud del agente del Ministerio Público que el Juez de Control y Enjuiciamiento otorgó prisión preventiva como medida cautelar para la pareja

Ciudad Lerdo, Durango.- El padrastro y la madre de la niña asesinada a golpes y abusada sexualmente por el sujeto, quedaron internados en el Cereso Uno en Durango tras la audiencia de control y formulación de imputación llevada a cabo el miércoles.

La defensa de Salvador, de 41 años, y Blanca Estela, de 40, solicitó la duplicidad del término constitucional por lo que la audiencia de vinculación a proceso se llevará a cabo la próxima semana.

De acuerdo a la información que dio a conocer la Fiscalía del Estado, fue a solicitud del agente del Ministerio Público que el Juez de Control y Enjuiciamiento otorgó prisión preventiva como medida cautelar para la pareja.

Los delitos que se les imputan son los de violación y feminicidio en contra del sujeto, mientras que a la mujer por feminicidio y comisión por omisión, en agravio de  la niña Carol Johanna de cinco años de edad.

Fue la tarde del  pasado lunes  cuando la pareja llevó a la menor  para que recibiera atención médica, aunque ya iba sin signos vitales a causa de las  lesiones que supuestamente le causó el padrastro.

Los médicos dieron aviso a las autoridades de la vice Fiscalía del Estado que detuvieron a la madre de la menor, mientras que el probable asesino huyó aunque poco después fue detenido en el fraccionamiento Quintas San Isidro.

El mismo lunes el agente del Ministerio Público inició la carpeta de investigación por los delitos de feminicidio y violación.

El martes, la Fiscal del Estado de Durango, Ruth Medina Alemán,  declaró que la representación social solicitará la pena máxima para la pareja; para Salvador,  60 años por feminicidio y 25 por violación, mientras que para Blanca Estela se buscará pena de 63 años por ambos delitos.