Hallan evidencias; al menos de 17 personas; estudio no tiene consenso de expertos, aseguran

MÉXICO.- Un grupo de seis especialistas con prestigio internacional, después de trabajar mes y medio en el análisis de evidencias, concluyó que en el basurero del municipio de Cocula, Guerrero, sí hubo fuego de grandes dimensiones y que en el sitio fueron quemados por lo menos 17 cuerpos de personas adultas. 

Después de seis semanas de labor, los integrantes del Grupo Colegiado de Expertos en Materia de Fuego —al que convocó la Procuraduría General de la República (PGR)— se da un nuevo viraje a la investigación sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. 

En esta ocasión sí encontraron evidencias de la incineración de cuerpos en el lugar en 
septiembre de 2014, como manejó la PGR en la primera hipótesis en torno al caso, que presentó en enero de 2015. 

Este es el resultado del tercer análisis de fuego en el basurero, el cual echa por tierra las versiones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) —sustentadas en el estudio del perito José Torero Cullen—, que aseguraron, por separado, que en ese lugar no pudo haber existido fuego de gran escala para poder quemar 43 cuerpos. 

Ese mismo experto forma parte del grupo colegiado que ahora encontró evidencias de que en el basurero se quemó a por lo menos 17 personas, según explicó Ricardo Damián Torres, uno de los especialistas que realizaron este peritaje. 

Informó que derivado de los análisis practicados “se puede concluir que existe evidencia suficiente, inclusive observable físicamente para afirmar que sí existió un evento de fuego controlado de grandes dimensiones en el lugar denominado basurero de Cocula”. 

Que “la recolección de restos óseos corrobora evidencia suficiente y coinciden entre los equipos forenses, tanto de la Procuraduría General de la República como del Equipo Argentino de Antropología Forense, lo que permite determinar que al menos 17 seres humanos adultos fueron quemados en el lugar”. 

Labor. Desde septiembre del año pasado, el GIEI trabaja en el esclarecimiento de los 43 normalistas.Antecedentes. Ya la PGR había señadado que los cuerpos habían sido incinerados.

Con relación a las declaraciones de los integrantes del grupo criminal “Guerreros 
Unidos”, de que presuntamente ahí fueron incinerados los normalistas, el experto declaró que “podemos establecer la hipótesis sobre las condiciones, cantidad de combustible, tiempo y circunstancias necesarias para una quema masiva de 43 cuerpos, tal y como se indicó en las declaraciones de los detenidos por estos hechos; sin embargo, solamente con una prueba a gran escala podrá confirmarse esta posibilidad”. 

Los expertos convinieron en realizar más pruebas durante las próximas semanas “con el propósito de colaborar científicamente, si es posible llevar a cabo la quema de 43 cuerpos humanos adultos, y los resultados los darán a conocer en su momento”. 

Luego de 14 meses de que el entonces titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, dio a conocer su “verdad histórica”, en la que sostuvo que los normalistas fueron incinerados en el basurero, y de que ésta se puso en entredicho por los expertos que coadyuvan con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y los del 
EAAF, el tercer peritaje válida esta hipótesis. 

El 27 de enero de 2015 se informó que a partir de las declaraciones de Patricio Reyes Landa, “El Pato”, Jonathan Osorio Gómez, “El Jona”, y Agustín García Reyes, “El Chereje”, integrantes de Guerreros Unidos, y a las evidencias recabadas, los normalistas fueron calcinados con diésel, llantas y todo lo que encontraban para mantener el fuego. 

En contraparte el GIEI expuso el 6 de septiembre de 2015 que, de acuerdo con imágenes satelitales, no se registró ningún incendio en el basurero de Cocula ente los días 26 y 27 de septiembre. 

Informó que tiene pruebas científicas de que esos días sí hubo un incendio en Guerrero, pero no corresponde al basurero de Cocula. 

El EAAF presentó su peritaje el 9 de febrero, en el que aseguró que en Cocula no habían sido quemados los normalistas, puesto que la investigación de la PGR no tiene evidencia física y testimonial. 

Estudio no tiene consenso 
El GIEI desconoció el resultado del tercer peritaje de fuego realizado en el basurero de Cocula, cuyo contenido calificó de provisional y en el que “se señalaron cosas” que no tienen el consenso de todos los especialistas en fuego. 

Los integrantes de la CIDH anunciaron que ante la decisión unilateral de la PGR de salir a informar a los medios de comunicación sin consensar antes con ellos, “se considera roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero”, en el que se coadyuvó para esclarecer el destino de los 43 normalistas de Ayotzinapa. 

El GIEI acusó que la PGR rompió el acuerdo que se firmó en Washington, al no respetar la disposición de que si se quería transmitir un mensaje se decidiría por consenso quién de los integrantes del grupo lo daría; en ese sentido, desconocieron a Ricardo Damián Torres —quien dio el mensaje a medios— como la voz a nombre del grupo colegiado. 

“Uno de los expertos no podía salir públicamente a hablar en nombre del grupo colegiado sin presentar de manera clara a los integrantes del mismo y sin explicar por qué habían sido elegidos, información que el GIEI había propuesto hacer desde el inicio, dada la importancia del trabajo que harían”, explicó. 

Fustigó que “su mensaje hizo alusión a partes del contenido de un informe provisional que ni siquiera han sido analizadas por el GIEI y, más grave aún, señalando públicamente cosas que no fueron las explicadas al GIEI durante la reunión, ni son de consenso de los expertos de fuego.  “Alguien tomó la decisión de romper dicho acuerdo de consenso y de no escuchar las propuestas hechas por el GIEI, tomando una decisión unilateral por parte de la PGR”. 

Ante lo ocurrido, horas después de que la PGR y el vocero del grupo colegiado dieron a conocer el tercer peritaje, el GIEI anunció que “considera roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero, visto la falta de cumplimiento del acuerdo de Washington y de los convenios tomados para este caso en el camino. También supone una ruptura de criterios establecidos en las bases del estudio”. 

Lamentó que la PGR haya cambiado la dinámica que se había acordado para dar a conocer cualquier información y que la declaración de Torres “no reflejan el consenso sobre el contenido ni el proceso de trabajo de un informe que es provisional”. 

Advirtió que con la información que se difundió, la PGR faltó a la confidencialidad a la que habían acordado hasta tener los resultados finales, además, expuso que el mensaje que daría Torres estaría enfocado en el sentido de que se necesitaba otro estudio.  “El equipo entregó un estudio preliminar de sus conclusiones. Tras la entrega se entró en un proceso de diálogo sobre los pasos a dar. El GIEI tenía un acuerdo con la PGR para manejar conjuntamente y por consenso cualquier paso en relación con dicho estudio”, subrayó.

Cronología
 Septiembre 27 y 29, 2014. 
> Son desaparecidos, por “Guerreros Unidos”, 43 estudiantes normalistas entre Iguala y Cocula. 

Enero 27, 2015. 
> El entonces procurador Jesús Murillo Karam dice que la verdad histórica de los hechos es que los normalistas fueron quemados en el basurero de Cocula. 

Octubre 5,2015. 
> Tomás Zerón de Lucio, director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) respalda la hipótesis, que se basa en las declaraciones de integrantes de “Guerreros Unidos” y recreaciones de los hechos que realizó la PGR. 

Diciembre 7, 2015. 
> El GIEI da a conocer su informe, en el que asegura que no hubo un incendio en el basurero de Cocula. 

Febrero 9, 2016. 
> El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) da a conocer su peritaje, en el cual señala que la PGR no tiene evidencia física ni testimonial sobre un posible incendio en ese lugar. 

Febrero 28, 2016. 
> La PGR y el GIEI anuncian el inicio de los trabajos para llevar a cabo un tercer peritaje de fuego en el basurero de Cocula. 

Abril 1, 2016. 
> La PGR informa los resultados del tercer peritaje; el GIEI rompe el acuerdo de trabajo y desconoce a Ricardo Damián Torres como la voz a nombre del grupo colegiado. 

Las diferentes verdades Gobierno 
Dan la versión “histórica” 

> El entonces procurador Jesús Murillo presentó la verdad histórica de los hechos. 

> Dijo que los dictámenes científicos arrojaron que hubo una gran conflagración con combustibles. n Hallar restos óseos humanos en el basurero y en el río San Juan corrobora las versiones y comprueba que un grupo de personas fue privado de la vida en el lugar. 

GIEI y el EAAF 
Refutan pruebas de la indagatoria 

> El GIEI asegura que hay pruebas científicas que señalan que los días 26 y 27 de septiembre de 2014 sí hubo incendio en Guerrero, pero no en el basurero de Cocula. 

> El EAAF ha concluido que no es posible que los presuntos perpetradores hayan incinerado en ese lugar a los 43 jóvenes, pues no hay consistencia entre las evidencias. 

Versión 3 
Ratifican la primer hipótesis 

> El tercer peritaje arrojó que hay evidencias científicas forenses que permiten determinar que en el basurero de Cocula sí hubo fuego controlado de grandes dimensiones y que al menos 17 personas fueron quemadas ahí. Faltan más pruebas para confirmar o descartar si existieron las condiciones para quemar los cuerpos de 43 personas. 

Los expertos
Ricardo D. Torres 

> Vicepresidente de la División de Fuegos y Explosiones de PT&C/ LWG Forensic Consulting Services. 

> Es investigador de incendios, instructor y técnico de recolección de evidencias por la International Association of Arson Investigators. 
n Tiene 28 años de experiencia en servicios contra incendios y más de 16 en el ámbito legal. 

Frederick Mowrer 
> Ingeniero de protección contra incendios. 

> Es presidente del Consejo del Laboratorio de Investigación contra Incendios del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (BATF).

>  Es del Comité de Dirección Técnica, Sociedad de Ingenieros de Protección contra Incendios y de un comité de Protección contra Incendios. 

James G. Quintiere 
> Ingeniero mecánico con maestría en Ciencias y un doctorado en la Universidad de Nueva York. 

> Su carrera en seguridad contra incendios inició en 1971; destaca su trabajo en el comportamiento de incendios. 

> Colaboró en las investigaciones del 9/11 en el WTC y de los incendios en el Meridian Plaza y el First Interstate Bank. 

Mario Saldaña 
> Doctor en Derecho Penal y maestro en Criminalística. 

> Perito de la PGJDF, ha participado en 4 mil siniestros por incendio y/o explosión a nivel nacional e internacional, entre ellos el de la discoteca Lobombo, en octubre del año 2000.

> También la caída del avión donde viajaba el secretario de Gobernación Juan Camilo Mouriño, en 2008. 

John D. Dehaan 

> Presidente de Fire-Ex Forensics, Inc, consultor en recreación de incendios y explosiones. 

> Fue responsable de la formación profesional en restos de incendio, residuos explosivos, investigación de incendio y explosión, además de consultas de casos especiales para el Departamento de Justicia de California.