Jesús Alfredo Guzmán Salazar. Foto: Especial
La Fiscalía de Jalisco dio a conocer que Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, se encuentra entre el grupo de personas que fueron secuestradas en un restaurante de Puerto Vallarta

La Fiscalía de Jalisco dio a conocer que Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, se encuentra entre el grupo de personas que fueron secuestradas en un restaurante de Puerto Vallarta.

Al momento de registrarse los hechos se contemplaba que era Iván Archivaldo - también hijo de Guzmán Loera- quien había sido plagiado, ahora confirman que es Jesús Alfredo.

Las autoridades señalaron que se pudo identificar al plagiado gracias a videos y a objetos personales hallados en un automóvil al momento de realizar la investigación. 

Tenía como encargo los principales mercados de droga en Estados Unidos / Foto: Archivo

Jesús Alfredo Guzmán Salazar, apodado por la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) como "El Alfredillo", nació en el 17 de mayo de 1986 en Zapopan, Jalisco.

Es hijo del capo Joaquín Guzmán y María Alejandrina Salazar Hernández, tercera esposa del capo. 

Guzmán Salazar es apenas 3 años menor que Iván Archivaldo.

Este es el restaurante en el que se encontraba Guzmán Salzar / Foto: Archivo

Desde el año 2009 es investigado por el Tribunal de Distrito de Estados Unidos del Distrito Norte de Illinois al ser acusado de tráfico de drogas y otras operaciones delictivas para el Cártel de Sinaloa.

Junto a su padre Guzmán Loera e Isamel Zambada García, Guzmán Salazar es investigado por la DEA y los departamentos de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos.

Las investigaciones arrojan que "El Alfredillo" tenía como encargo el control de diversas rutas de trasiego de droga de México hacia el país vecino y sobre todo la venta al por mayor de la droga a sus principales clientes estadounidenses.

Autoridades de los Estados Unidos señalan que, Jesús alfredo utilizaba diversas vías para el traslado de de droga, utilizando desde vehículos marinos hasta aviones de carga Boeing 747, alcanzando a introducir aproximadamente 1,502 kg de cocaína por mes.