Diego Santoy. Foto: Tomada de Internet
Lety fundó el club de fan del homicida sentenciado en 2006, y tres años después logró cumplir el que era su más grande sueño, casarse y formar una familia con Santoy Riveroll

Cuando decidió crear grupos de apoyo para Diego Santoy Riveroll por redes sociales, Lety ‘de Santoy’, como se autonombró en blogs, lo hizo para que se le hiciera justicia al entonces joven de 21 años.

La joven originaria de Chihuahua pretendió con los perfiles en Yahoo y facebook hacer presión para que las autoridades consignaran las declaraciones de Santoy Riveroll y su condena no fuera tan severa.

En su presentación dice no estar cegada por la guapura del joven, y salió a su defensa para evitar lo sigan pisoteando y aprovechándose de él; aseguró que en el asesinato de los niños Erick y María Fernanda Peña Coss estuvo involucrada la hermana Erika Peña Coss.

Lety fundó el club de fan del homicida sentenciado en 2006, y tres años después logró cumplir el que era su más grande sueño, casarse y formar una familia con Santoy Riveroll.

El pequeño hijo de Diego Santoy cuenta con 10 años de edad; sin embargo su relación no perduró y éste luego de casarse en el Penal de Cadereyta con “Lety”, hace un par de años dieron por terminada su relación sentimental, sin embargo la familia y Diego mantienen una estrecha relación con el pequeño.

Actualmente Diego lleva una vida tranquila en el penal, realiza labor peniteniciaria, estudia e incluso da clases de computación a otros reos.

Foto: Tomada de Internet

La historia de Diego también llegó al cine

En 2013 se estrenó en las salas de cine de México y algunos otros países, como Estados Unidos, la Película Cumbres, basada en el terrible asesinato que Diego cometió.

En aquel año la agencia Efe catalogó la película como una “road movie con incógnitas para el espectador y sin un destino claro para sus protagonistas que muestra al público una historia personal que difumina el entorno de violencia en México”.

La obra del director Gabriel Nuncio narra la historia de dos hermanas que huyen, una de las cuales no sabe por qué van en ruta hacia lo desconocido, emulando la huida de Diego y su hermano a Guatemala.

Es una historia rosa dentro de una historia de nota rojaTodos los directores que están haciendo películas con violencia es porque la perciben así, pero cuando escribí esta película la tenía tan en la cara que decidí evitarla”, añadió Nuncio en una entrevista que brindó a Efe.

El filme se presentó en el Baja Film Festival, SXSW en Austin, el Festival Internacional de Cine de Valencia y el Riviera Maya Film Fest donde recibió el Premio Jurado Joven.

 

Este 2 de marzo se cumplieron 15 años de uno de los sucesos violentos que conmocionaron a la sociedad regiomontana y al país: el crimen de los niños Peña Coss, un acontecimiento por el que fue sentenciado Diego Santoy Riveroll, conocido desde entonces como “El Asesino de Cumbres”.

Diego Santoy Riveroll fue condenado ayer a 71 años, siete meses y 27 días de prisión por el homicidio de los hermanos Erik Azur y María Fernanda Peña Coss, menores de edad, ocurrido en 2006 en Nuevo León.

Santoy, en aquel entonces de 21 años, fue culpado de asesinar a los niños Érick Anzur y María Fernanda Peña Coss, de 7 y 3 años de edad, respectivamente, hermanos de Érika Peña, con quien sostenía una relación amorosa.

 

De acuerdo a las versiones dadas a conocer en el juicio, los hechos se registraron la tarde del jueves 2 de marzo de 2006, en la colonia Cumbres, una zona de nivel medio alto, ubicada en el poniente de esta ciudad.

Un disgusto de la pareja, seguido de una fuerte discusión, desencadenó el presunto ataque de ira de Diego, que terminó con la vida de los infantes. Érika Peña acusó a su entonces novio de haber matado a sus hermanitos con un cuchillo, además de intentar asesinarla al propinarle tres heridas en el cuello con el objeto punzocortante.

Tras los hechos, Santoy se dio a la fuga, siendo capturado cinco días después en la ciudad de Oaxaca, donde pretendía tomar un autobús en la central camionera local en busca de llegar a la frontera con Guatemala.

¿Qué pasó con Erika Peña Coss?

Erika Peña Coss decidió rehacer su vida en la ciudad de Guanajuato en donde contrajo matrimonio e intenta tener una vida normal lejos del ojo público y lejos del lugar donde ocurrió la pesadilla nombrada como "Caso Cumbres" y la cual a pesar de haber pasado ya 15 años, no se olvida.

El Caso Cumbres hasta la fecha sigue siendo estudiado por expertos que se han dedicado a analizar a detalle los rostros de los protagonistas de la historia además de su forma de expresarse en las entrevistas para saber quién dice la verdad, pero hasta el momento no hay ninguna conclusión certera.

Lo que sí es un hecho es que Diego Santoy es sentenciado de manera definitiva a más de 71 años de prisión por el Caso Cumbres.