Foto: Especial
Las acusaciones que hace en su carta apuntan principalmente a Raquel Buenrostro (oficial mayor de Hacienda)”, quien, por ejemplo, se ha hecho cargo de las compras públicas como las licitaciones de medicamentos, entro otras decisiones

Ciudad de México. Miguel Ángel García, coordinador del Comité Nacional para la Defensa y Conservación de los Chimalapas (CNyCCh), aseveró que “lo grave no es que haya renunciado Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda ni que lo haga a 7 meses de que inició el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo grave es lo que denuncia y las acusaciones que hace en su carta apuntan principalmente a Raquel Buenrostro (oficial mayor de Hacienda)”, quien, por ejemplo, se ha hecho cargo de las compras públicas como las licitaciones de medicamentos.

No deben “soltarse” los señalamientos que hizo Urzúa y corresponde a la Secretaría de la Función Pública (SFP) investigar quienes son los funcionarios a los que se refirió de que fueron impuestos por “personajes influyentes del actual gobierno” y no tienen conocimiento de la hacienda pública, sobre todo porque los políticos de oposición no van a soltar el tema, comentó el dirigente del CnyCCh, una de las organizaciones sociales que se opone al Proyecto del Corredor Transístmico.

Foto: Especial

Fue una renuncia tan súbita en una secretaría tan importante a los siete meses de iniciado el sexenio, que así lo denota el mismo lenguaje gestual y corporal de Arturo Herrera en el video donde el presidente López Obrador da a conocer su nombramiento como nuevo titular de Hacienda.

“No le dieron tiempo ni de analizar la renuncia de su jefe y hay un conflicto de intereses porque es discípulo de Urzúa y lo normal es que si renuncia un funcionario también lo haga todo su equipo”, señaló.

Miguel Ángel García también consideró que en Urzúa “hubo una gota que derramó el vaso” y posiblemente se sintió agraviado para hacer anunciado su renuncia de la manera como lo hizo, a través de su cuenta en Twitter, en lugar de darlo a conocer públicamente y en conjunto con el presidente para que en ese mismo momento se diera a conocer su relevo, como solía hacerse en este tipo de dimisiones en el sector público.

“Cualquiera puede renunciar, pero lo grave es cómo lo hizo Urzúa y lo que dijo. Podía haber renunciado de otra forma, diciendo que por problemas de salud o personales”, dijo.

Sobre Raquel Buenrostro recordó que el nuevo titular de Hacienda, Arturo Herrera, ya había señalado que toma decisiones directas con el presidente y Alfonso Romo, pasando por encima por la estructura de la dependencia.

Si bien dijo que el presidente reaccionó con rapidez y con el nombramiento de Herrera se lograra detener la caída del peso frente al dólar, la pregunta es cuánto más puede durar y de dónde se obtendrán todos los recursos que se requiere para los programas sociales, advirtió.