Foto: Especial
Nicolás Maduro cuenta con los rusos para mantenerse en el poder

CARACAS, VEN.- El viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, aseveró ayer que “la legalidad” del gobernante venezolano, Nicolás Maduro, “no puede ser discutida” e instó a solventar la crisis del país sudamericano bajo la óptica multipolar.

Riabkov, que participa en representación de Rusia como país observador en la reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) en Caracas, dijo que las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Venezuela son “un enorme problema” y “un intento de golpe de Estado”.

Riabkov consideró que el “gobierno legítimo” del líder chavista se ha enfrentado al “terror económico” impuesto por la Administración de Donald Trump,  y urgió a resolver la situación para tener un orden multipolar en el mundo.