El equipo de Baltimore busca llenar los huecos que dejó la agencia libre

Earl Thomas, ex jugador de los Seattle Seahawks, tiene la intención de firmar un contrato de cuatro años y $55 millones con los Baltimore Ravens, según comentó una fuente de la liga a Adam Schefter, de ESPN.

La fuente dijo que el acuerdo incluye $32 millones totalmente garantizados al momento de la firma, con $22 millones en los primeros nueve meses.

El ex corredor de los New Orleans Saints, Mark Ingram, también tiene la intención de firmar un contrato de tres años y $ 15 millones con los Ravens, según informaron a Schefter y Dianna Russini de ESPN.

La temporada 2018 de Thomas terminó el 30 de septiembre cuando se rompió la pierna izquierda, la misma pierna que se rompió en diciembre de 2016, mientras defendía un pase en la zona de anotación contra los Arizona Cardinals. Lo operaron unos días después.

Thomas, quien cumple 30 años en mayo, ganó seis Pro Bowls en sus nueve temporadas con los Seahawks y fue nombrado primer equipo del All-Pro tres veces. 

La llegada de Thomas les da a los Ravens su mejor juego desde que el futuro miembro del Salón de la Fama, Ed Reed, se fue después de la temporada 2012 del Super Bowl.

La primera firma importante de Baltimore en la agencia libre llenará el vacío dejado por Eric Weddle, quien fue cortado la semana pasada. También es un gran paso hacia la reconstrucción de la mejor defensa de la temporada pasada, que perdió a los apoyadores C.J. Mosley, Terrell Suggs y Za'Darius Smith en los primeros dos días de la agencia libre.

Los Ravens también consiguieron su corredor objetivo en Ingram. Una fuente dijo que Baltimore nunca estuvo involucrado en las negociaciones con el ex Steeler Le'Veon Bell y siempre tuvo su mirada en el agente libre de los Saints.