La apertura de templos se permitiría con 30% de ocupación. EL UNIVERSAL
El arzobispo José Antonio Fernández Hurtado informó que tomó la decisión de abrir los templos para la celebración eucarística con participación de fieles a partir del domingo 19 de julio.

CDMX.- Este domingo  abrieron sus puertas cientos de templos del Estado de México, entre ellos algunos de Nezahualcóyotl y los 204 de la arquidiócesis de Tlalnepantla, que incluye iglesias católicas de Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán de Zaragoza, Jilotzingo e Isidro Fabela, luego de cuatro meses de haber suspendido labores con fieles por la pandemia.

De acuerdo con el semáforo epidemiológico naranja, que inició ayer en el Estado de México, la apertura de los templos se permitiría a partir del 20 de julio, con 30% de ocupación, informó el gobernador Alfredo del Mazo Maza.

No obstante, el arzobispo José Antonio Fernández Hurtado informó que tomó la decisión de abrir los templos para la celebración eucarística con participación de fieles a partir del domingo 19 de julio.

Esto luego de un diálogo con autoridades civiles y obispos auxiliares, tomando en cuenta los protocolos de seguridad y de haber desinfectado los templos, colocar tapetes sanitizantes en los accesos, con el uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial, así como con aforos de sólo 30%.

OMITEN SALUDO DE PAZ

En la celebración de misas se omitió el saludo de paz, se dio la comunión en la mano y se  guardó la sana distancia, de acuerdo a las indicaciones del arzobispo emitidas  en una carta difundida el  fin de semana.

“No sé asistirá de forma presencial a celebraciones patronales, catequesis de niños, encuentros pastorales de grupos, movimientos y asociaciones”, además de que se seguirán utilizando plataformas digitales para difundir la celebración de misas, indicó el arzobispo.

Fernández Hurtado pidió a las personas vulnerables (adultos mayores, mujeres embarazadas y niños) y a las que manifiesten algún síntoma como tos, gripe y fiebre, que  se abstengan de asistir por su salud.