Foto: Tomada de Internet
Unos piden no votar; otros que sí, contra Romero Deschamps; como sea, la rebelión crece

Romero Deschamps lleva casi tres décadas al frente el sindicato petrolero sin ser votado. Y hoy, las secciones disidentes llaman a sacar de los comités a los cercanos a él. Otros acusan que el ex Senador priísta ha amañado la elección y por eso llaman a no participar.

La sección 49 del Sindicato, identificado como Morenos y perteneciente a la Ciudad de México, llamó ayer a no sumarse a la convocatoria debido a que aseguró que no hay reglas claras para llevar a cabo la elección, que no se sabe a quién pondrán en las urnas ni quién llevará las boletas.

“Es una mentira más, quieren que como siempre, la disidencia petrolera viva en los tribunales. Tribunales que sólo en estos 30 años les han garantizado a ellos el triunfo. Ya nomás”, dijeron en un mensaje que enviaron desde el Senado.

“Le decimos a Romero Deschamps y a sus 36 sindicales que no pasarán, que no nos engañarán más, que estamos tranquilos y confiados en el Congreso de la Unión y en el Senado, que los tiempos en el país han cambiado”, dijeron.

El periódico Reforma detalla que los trabajadores de la Sección 26 llamaron a sacar del sindicato a los caciques de Romero Deschamps.

“Se ratifica el voto libre y secreto no sólo de la sección 26 (en Tabasco), si no de todas las que se establecen en función al gremio petrolero, fuera la mafia sindical de la sección 26”, llamaron.

Mientras que en Reynosa, Tamaulipas, llaman a votar por “quien ustedes crean hará una excelente labor como secretario general, a quien cuente con el mejor equipo de trabajo, respetamos a los compañeros que quieran participar, ya que tienen el mismo derecho como todo trabajador, pero sí es muy importante hacer valer su voto para poder hacer el cambio que necesitamos”.

El medio indica que en Veracruz la opinión está dividida entre quienes piden ir con los afines del líder petrolero y los que buscan que en esos cargos sean colocados disidentes.

EN GUANAJUATO QUIEREN IR CONTRA DESCHAMPS

Entre protestas y acusaciones de irregularidades, la contienda por la Secretaría General del la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana llegó a su punto máximo en el sección 24 que integra mayoritariamente a los trabajadores de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor (Riama).

Trabajadores disidentes de la Unidad Nacional Obrera Petrolera (UNOP) registraron una planilla lanzando como candidato a a José Luis Mojarro Candelas, frente a la aplanadora que representan los agremiados a la corriente dominante de Carlos Romero Deschamps, que en este caso se encuentra representada por la planilla “oficial” del líder sindical Fernando Pacheco Martínez, quien postulará a Raúl Rodríguez Gutiérrez quien se puede reelegir hasta por otro periodo.

La reelección estará en manos de los 4 mil 800 trabajadores sindicalizados de Riama quienes elegirán a su próximo secretario general. Cabe señalar que desde hace 30 años la Secretaría General sección 24 ha estado en manos de los priístas y bajo la tutela de Pacheco Martínez, cobijado por Carlos Romero Deschamps.

Ayer en una conferencia de prensa, Olga Sánchez Cordero, perfilada como próxima Secretaria de Gobernación, festejó la convocatoria del sindicato petrolero.

“Festejamos la convocatoria que ha hecho el sindicato de trabajadores petroleros, en donde se establece el voto secreto y libre”, dijo.

Rocío Nahle, quien será la próxima Secretaría de Energía, pidió que los trabajadores participen y señaló que se tratará de un avance histórico.

“Ya lanzó la convocatoria el sindicato petrolero para que sean elecciones secretas, democráticas, lo cual nosotros festejamos, qué bueno”, indicó

EL “REINADO” DE DESCHAMPS

Nacido en Tamaulipas y ayudante en el sindicato de Joaquín Hernández Galicia, “La Quina” (Q.E.P.D), Carlos Romero Deschamps en 1997 se convirtió en dirigente. Su vida de lujo -relojes Rolex o su vestimenta de Hermenegildo Zegna- no la ocultó, pero sí logró que Pemex pusiera bajo reserva los contratos colectivos del sindicato porque su contenido era “peligroso” para el país. En 2007, el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI, en esa época IFAI), resolvió que debían convertirse en información pública.

Así ha ocurrido desde entonces. Esos documentos pueden encontrarse hoy en la página pública de Pemex. Pero están a medias. Con argucias legales, el dirigente logró a partir de 2011, esconder el contenido de las cláusulas y los acuerdos en los que están especificadas las cantidades que por varios conceptos, recibe de manera directa, en un afluente hacia su cuenta en el sindicato.

Su reinado es tan grande que en la última década, jamás prosperaron las denuncias ante la Procuraduría General de la República de instituciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Alianza Nacional Democrática de Trabajadores Petroleros, la Gran Alianza Nacional Petrolera, la Unión Nacional para el Desarrollo Social de Trabajadores de la Industria Petrolera y el movimiento Petroleros Activos en Evolución por un México Nuevo, entre otros.

Y es tan fuerte que seguirá hasta 2024, según aprobaron las 36 secciones del sindicato en diciembre pasado. Ese año habrá cumplido 31 años en la silla principal de una organización que garantizó votos y hasta trianguló dinero para campañas a favor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el escándalo conocido como “Pemexgate”. Ese año, AMLO habrá concluido su mandato.

Con tales características, Romero Deschamps se convirtió en uno de los pilares del sistema sostenido en el pasado por gobiernos emanados del PRI y Acción Nacional.