Foto: Archivo
Entre 2010 y 2017, la recaudación de la tenencia vehicular se desplomó en más de 89 por ciento en 17 estados del país

Ciudad de México. Entre 2010 y 2017, la recaudación de la tenencia vehicular se desplomó en más de 89 por ciento en 17 estados del país y sólo en 6 hubo incrementos que van del 10 al 85 por ciento, informó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). 

A nivel nacional, el promedio de recaudación por la tenencia bajó de 300.5 pesos a 157.9 pesos per cápita en los ocho años que comprenden el periodo referido, cuando el número de vehículos de motor en México subió de 31.6 millones en 2010 a 45.5 millones en 2017, lo que representa un alza de 43.7 por ciento en el parque vehicular nacional.

El CIEP recordó que desde 2012, la tenencia pasó dejó de ser un impuesto federal que se distribuía en los estados a través de las participaciones federales para convertirse en un impuesto completamente a cargo de los gobiernos estatales. 

Mientras 7 entidades dejaron de cobrar la tenencia, el estado de México encabeza la lista donde más incremento se registró en los recursos obtenidos por dicho impuesto ya que se disparó 85.1 por ciento en el lapso referido. Enseguida se ubican Durango (73%), Querétaro (42.7%), Puebla (29.6%), Colima (19.9%) y Guerrero (10.1%). 

El CIEP calculó que el promedio nacional del cobro de la tenencia se puede triplicar considerando el parque vehicular estimado en 2019 y el nivel de recaudación de 2010, actualizado a precios de 2019.

Kristobal Meléndez Aguilar, coordinador de Cuentas subnacionales del CIEP, consideró que frente a la presión que enfrentan las finanzas públicas estatales por los recortes al Ramo 23 y el aumento en la tasa de interés, el impuesto a la tenencia vehicular "puede ser un mecanismo que incremente la recaudación local y disminuya la dependencia de las transferencias federales".