Postura. El movimiento anti taurino en Saltillo es muy fuerte y combativo.Archivo
Un grupo de estudiantes de preparatoria fueron entrevistados por VANGUARDIA respecto a la llamada ley antitaurina

Jóvenes de Saltillo de nivel bachillerato rechazan en su gran mayoría las corridas de toros y cualquier otra forma de maltrato animal.

Un grupo de estudiantes de preparatoria fueron entrevistados por VANGUARDIA respecto a la llamada ley antitaurina y al revés que un juez federal le dio a esta legislación, al otorgar la suspensión provisional de la reforma como respuesta al amparo interpuesto por los empresarios taurinos.

“Es mucha crueldad con los animales, los lastiman demasiado y solo para ganar dinero”, expresó Martín Esquivel. “Los toros también son seres vivos y si ya lo habían prohibido, no entiendo por qué lo volvieron a aceptar”, agregó.

Como él, la mayoría de los estudiantes se mostraron contrariados por la noticia de que las corridas de toros podrán volver a Coahuila mientras el amparo se resuelve definitivamente.

“Me gustan mucho los animales, entonces, cuando yo me enteré de que estaban prohibiéndolas (las corridas) me puse muy orgullosa porque dije es una muy buena idea, Saltillo está dando un paso muy grande hacia la protección de los animales”, dijo Marisol Macías y cuestionó a los empresarios taurinos por creer que la vida de un animal vale menos que la del humano. 

“Yo no le veo el arte, yo solo veo que lo están matando cruelmente para divertirnos, no tiene sentido”, añadió.

“No es humano asesinar a otro ser vivo por diversión, no es una cosa de entretenerse, a mí no me parece bien ver a un animal desangrándose, casi muriéndose, mutilándolo”, dijo por su parte la joven Alondra Flores. 

Yo soy de las personas que está en contra porque no puede ser un deporte si estás matando algo vivo, algo que siente, aunque sea un animal”, dijo Angélica Ramos.

“Tardaron más en prohibirlo que en volverlo a permitir”, opinó Carlos López y agregó que la protección animal no debería limitarse a las corridas de toros sino a otras formas de maltrato animal como la cacería, incluso el sacrificio de animales con fines alimentarios.

“No sabría si estoy a favor o en contra porque pienso que se me hace algo cruel ver que las personas se diviertan desangrando a los animales, pero también se matan vacas para comer, entonces me imagino que no está ni bien ni mal porque mucha gente consume carne”, expresó Estefanía Rivera.

“Yo no lo veo como un arte porque los están matando”, dijo Brayan Acosta.