Óscar Rosado Jiménez, presidente de la Condusef, señaló que los fraudes en línea son los que más han crecido en lo que va del año

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que de enero y mayo de este año los clientes de la banca hicieron un total de ocho mil 102 reclamaciones por posibles fraudes cibernéticos, lo que representa un incremento de 89 por ciento con respecto a las cuatro mil 284 quejas presentadas en el mismo periodo del año previo.

En conferencia, Óscar Rosado Jiménez, presidente del organismo, señaló que los fraudes en línea son los que más han crecido en lo que va de este año. “Nos llama la atención que, de 59 mil quejas hechas a las instituciones bancarias, 25 mil son por posibles fraudes y ocho mil de esas por posible fraude cibernético, tiene una tendencia ascendente este caso”, dijo Rosado Jiménez.

La razón principal de este incremento, dijo, fue que durante el confinamiento que generó la pandemia de covid-19 no era tan común que los usuarios se dieran cuenta de estos hechos o no hubo los mecanismos para poder presentar una queja.

“Desde que se comenzó a abrir la economía, empezó la gente a salir y a quejarse, y hay un repunte desde junio con los fraudes de este tipo, en noviembre y diciembre bajaron, por temas estacionales, y entre marzo, abril y mayo vuelven a ir al alza”, añadió.

En este sentido, los datos de la Condusef revelan que se presentaron un total de cinco mil 769 reclamaciones por transferencias electrónicas no reconocidas, lo que representó un incremento de 96 por ciento con respecto a lo reportado hace un año.

Los consumos vía internet no reconocidos tuvieron mil 905 reclamaciones, un aumento de 137 por ciento si se compara con las 801 quejas que el organismo recibió entre enero y mayo de 2020. En lo que respecta al envío o retiro de dinero móvil no reconocido, los clientes realizaron 413 quejas.

En total, la Condusef recibió durante los primeros cinco meses del año 25 mil 878 reclamaciones, lo que representa un aumento de 22 por ciento con respecto a las 21 mil 176 reportadas entre enero y mayo de 2020.