Foto: Especial
El jugador de futbol americano Héctor Arenas se dijo víctima de agresiones físicas por parte de los vigilantes de un bar

Un juez amparó a tres guardias de seguridad de un reconocido bar ubicado al norte de Saltillo, luego de haber sido denunciados por presuntamente lesionar a un cliente sin motivo.

Todo ocurrió en el interior del negocio Manson’s localizado en bulevar Moctezuma 1174, en fraccionamiento Valle Real. Los afectados se identificaron como Edgar Figueroa y Héctor Arenas, según la carpeta de investigación 343/2019. Fue Héctor Arenas quien se dijo víctima de agresiones físicas por parte de los vigilantes sin existir causa alguna.

Autoridades municipales procedieron con el arresto de los vigilantes identificados como Ezequiel "N", Oscar Emmanuel "N" y Elías "N".

La versión de la víctima fue desmentida por directivos y gerentes del bar quienes dieron a conocer en un escrito que los clientes habrían cometido fraude.

Los hechos ocurrieron el jueves 14 de Marzo. De acuerdo a la versión del comunicado emitido por el bar, cuando los clientes ingresaron al negocio y comenzaron a tener problemas con el resto de la clientela, acosaron mujeres mientras que con los hombres se pusieron agresivos. Al pedir que liquidaran la cuenta los clientes se mostraron agresivos y expresaron conocer a directivos de la policía estatal y municipal, así como funcionarios.

Los clientes se negaron pagar la cuenta , motivo por el cual solicitaron intervención de las autoridades, donde sometieron a los vigilantes.

El abogado defensor de los tres detenidos informó que se tramitó un amparo y se interpuso una denuncia por el delito de equiparado al fraude en contra de los clientes por no haber pagado la cuenta. Los vigilantes ya cumplieron con el tiempo de detención indicado por la ley por lo que fueron puestos en libertad.