Especial
El libro conjuga la épica y la tragedia, la dignidad y la traición, la brutal represión y la resistencia, explicó el guionista

La novela gráfica Los años de Allende es un recuento histórico de la administración del presidente chileno Salvador Allende, desde las elecciones de 1970, en las que la coalición de la Unidad Popular resultó vencedora, hasta el fatídico 11 de septiembre de 1973, cuando las fuerzas golpistas del militar Augusto Pinochet atacaron el Palacio de La Moneda.

Los años de Allende es un trabajo elaborado por los chilenos Carlos Reyes (guionista) y Rodrigo Elgueta (pintor y dibujante); su primera edición se puso en circulación en 2015 y ahora redita el Fondo de Cultura Económica (FCE) para su distribución en México y algunos países de América Latina, a un precio muy accesible, como parte de los tres primeros títulos de la colección de Novela Gráfica.

Dirigida a todo público, sobre todo a las nuevas generaciones, Los años de Allende conjuga la épica y la tragedia, la dignidad y la traición, la brutal represión y la resistencia, explicó el guionista en charla con La Jornada.

Se propone reivindicar el momento histórico y la combativa figura de Salvador Allende, lucha que sigue vigente, pues el experimento político-social de Allende, sigue siendo un referente, destacó el también artista audiovisual y docente.

Vivimos nuestra infancia y juventud durante la dictadura militar. Recuerdo haber visto a Allende por televisión, a los militares allanando mi casa, tomando preso a mi padre. Para mí, no sólo es recordar la figura de Allende, sino reivindicar su lucha, comentó Reyes.

El formato que eligieron los autores para contar esa historia fue el de la novela gráfica, inédito al momento de su publicación, toda vez que ese género ha dejado de ser sólo de ficción y aventuras.

La historia real de Salvador Allende es profundamente épica, con un impacto transversal. En Chile, además de los adultos que la adquirieron, hubo niños y adolescentes que al ver y leer la novela descubrieron que su abuelo o su padre tuvieron algo que ver con aquellos hechos históricos, de los que hablan en la comida o en la cena con la familia.

Ese suceso se convirtió, además, en referente de lucha en América Latina, así como en ejemplo de uno de los actos más deplorables de intervención de Estados Unidos con el fin de derrocar a un gobierno democráticamente electo y ofrecer el apoyo para la instauración de una dictadura que sumió al país en la represión y el terror. El 11 de septiembre de 1973, en Chile, fue un hito, cuando se dice inició un nuevo tipo de neoliberalismo en el mundo.

Para Carlos Reyes, la novela gráfica Los años de Allende es el sueño de un hombre solitario que es atacado permanentemente, con una visión política-social que nadie más entiende, ni la izquierda, ni la derecha de su momento; que termina de manera trágica, con la inmolación de ese hombre, entregado a un ideal.

(Con información de La Jornada)