Archivo
El director de la Casa del Migrante de Saltillo aseguró que con la implementación de una nueva política migratoria por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no se ha respetado el libre tránsito

El director de la Casa del Migrante de Saltillo aseguró que con la implementación de una nueva política migratoria por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no se ha respetado el libre tránsito, por lo que ha bajado considerablemente el flujo de migrantes.

Alberto Xicoténcatl, director de la mencionada organización, informó que en el albergue ahora se apoya de 30 a 70 personas a diario, cuando antes se brindaba ayuda hasta 130 personas, en su mayoría centroamericanas.

“En definitiva, tenemos la certeza de que tiene que ver con el número de detenciones masivas, que tiene que ver con la política de AMLO”, expresó Alberto Xicoténcatl.

Respecto al llamado “rescate” de al menos 50 personas migrantes que supuestamente deambulaban por el desierto de Múzquiz, el activista mencionó que más allá de que la situación sea calificada como “un rescate” por parte del Instituto Nacional de Migración, lo que se revela es a lo que han sido orillados en su tránsito por México.

“Por desgracia la política migratoria de México hace precisamente que las personas tengan que transitar por lugares muy peligrosos, por desierto, por espacios sin personas y era justo lo que queríamos evitar con una nueva política migratoria pero pues no se puede”, expresó.

La deportación masiva también se ha observado en la estación provisional del INAMI en la colonia República de Saltillo, en donde la Comisión Nacional de Derechos Humanos observó que en los últimos meses se ha visto que la capacidad de 30 personas que tiene la estación para albergar, ha sido rebasada.