Especial
Aunque Hacienda dijo que no tendrá un costo fiscal, se estima que sí tendrá un pequeño costo debido a la reducción del número de semanas requeridas para obtener una pensión garantizada

La recién aprobada reforma a las pensiones era necesaria desde el punto de vista social, pero tendrá un pequeño costo fiscal y con el tope a las comisiones se elimina la competencia entre las Afores y con ello el estímulo para ser mejor, consideró el actuario José Miguel Aguirre Farías.

Era necesaria desde el punto de vista social porque la gente se iba a jubilar con el 20 a 25% de su último salario y eso no era justo, con los cambios será ahora alrededor del 40% y mejora la situación financiera de los futuros pensionados.

Sin embargo, aunque la Secretaría de Hacienda dijo que no tendrá un costo fiscal, se estima que sí tendrá un pequeño costo debido a la reducción del número de semanas requeridas para obtener una pensión garantizada.

Aunque se habla de un sistema de cuentas individuales, para un trabajador que cotice 40 años y que gane menos de cinco salarios mínimo, lo cubrirá la pensión mínima garantizada porque será mayor que la renta vitalicia de la cuenta individual, mientras que a partir de los cinco salarios mínimos será al revés, la renta vitalicia de la cuenta individual será mayor que la pensión mínima garantizada.

“Ese costo fiscal probablemente no lo pague esta administración, ni la que sigue, lo van a pagar futuras administraciones porque la propia ley dice que las primeras pensiones se tomarán de la cuenta individual y cuando se agote ese dinero, entonces entra el dinero Federal”, dijo.

Por su parte, el director de Coparmex Coahuila Sureste, Miguel Monroy Robles, comentó que la aprobación de esta reforma es muy favorable y un aliciente para los colaboradores de las empresas, asimismo otra vez se ve el apoyo decisivo del sector empresarial porque la carga de esta nueva reforma lo van a poner los empresarios y fue un acuerdo en el que participó el sector obrero, empresarial y el gobierno.