Seguridad. Con las nuevas unidades, Saltillo será vigilada con más de 200 patrullas, más del doble que en 2017. / Mayra Franco
30 de los vehículos fueron asignados para la vigilancia de Saltillo y la Región Sureste

El gobernador Miguel Riquelme y el alcalde Manolo Jiménez entregaron ayer a diversas corporaciones estatales y municipales 102 patrullas para reforzar la seguridad de Estado y el Municipio.

En una ceremonia efectuada en la explanada del Museo del Desierto, el equipamiento fue entregado ante la presencia de empresarios, autoridades federales, funcionarios estatales y municipales y ciudadanos en general.

José María Fraustro Siller, secretario de Gobierno de Coahuila, detalló que 25 de las unidades fueron para la Secretaría de Seguridad Pública; 47 para la Fiscalía General del Estado, y 30 para la Policía Municipal y el Grupo de Reacción Sureste.

En su intervención, el funcionario estatal destacó la importancia de la coordinación entre los tres niveles de Gobierno para el mantenimiento de los niveles de seguridad en el Estado.

“Con esta colaboración conjunta nos proponemos contar con corporaciones policiales de seguridad pública debidamente certificadas, con las herramientas profesionales que les permitan a sus elementos mantener actualizada y en ascenso su carrera policial”, aseveró.

 

Expresó que el nuevo parque vehicular reforzará el trabajo encaminado a mejorar la seguridad pública y mantener la paz en la entidad.

La inversión en estos vehículos entregados fue de alrededor de 59.3 millones de pesos, de los cuales 43 millones 350 mil provienen del Gobierno del Estado y 16 millones por parte del Municipio.

En su mensaje, Riquelme externó que la coordinación “a veces resulta falaz” y, cuando hay “egos o situaciones políticas en el entorno sobre seguridad”, difícilmente se puede concretar.

Refirió que su administración mantendrá coordinación estrecha con las y los alcaldes, así como con el Gobierno Federal, para que este año también deje buenos resultados en materia de seguridad.

CARAVANA DE MIGRANTES

En cuanto al tema de la caravana de migrantes, dijo que si se hubiera dispersado en Saltillo, ya tendría el reclamo de las y los empresarios.

De continuar su recorrido en Coahuila a bordo de tarimas, la situación sería otra, advirtió.

“Que sé quién las pagó... y alguien definió que se vinieran por nuestro Estado. Nosotros actuamos de manera responsable. Y lo hicimos, además, conforme a derecho”, dijo.

Entérese

La inversión en el equipo motorizado alcanzó la cifra de 59.3 mdp, de los cuales 16 mdp fueron aportados por el Municipio de Saltillo.

25 de las unidades se asignaron a la Secretaría de Seguridad Pública y 47 para la Fiscalía General del Estado.