Manuel de la O Cavazos confirmó el deceso del paciente, quien era atendido en la clínica 6 del Seguro Social. Foto: Archivo/Ilustrativa
Un hombre de 77 años, originario de Monterrey, quien se contagió en España, es el primer fallecido en Nuevo León por coronavirus, informó la Secretaría de Salud estatatal

Monterrey, Nuevo León.- Un hombre de 77 años, originario de Monterrey, quien se contagió en España es el primer fallecido en Nuevo León por COVID-19, informó la Secretaría de Salud estatal, la noche de este viernes.

Manuel de la O Cavazos confirmó el deceso del paciente, quien era atendido en la clínica 6 del Seguro Social y compartió que se analiza otro fallecimiento el cual podría ser por esa misma causa, pero se trata de un masculino, quien fue trasladado de Monclova, Coahuila a Monterrey.

“Tenemos en Nuevo León la primera defunción de un paciente de 77 años de edad por esta enfermedad de COVID-19”, expuso.

Detalló que se trata de un paciente con antecedentes de tabaquismo crónico y sobrepeso.

“Inició su cuadro clínico con dolor de garganta, de cabeza, fiebre, tos”, compartió

El caso por confirmar es un hombre de 66 años, quien fue traído a la clínica 34 del IMSS para atenderlo de una infección en una válvula del corazón.

“Tenemos pendiente el resultado de la prueba”, dijo.
Añadió que en un lapso de 24 a 48 horas se podrá confirmar la causa del deceso de la persona, oriunda de Monclova.

Tras estos dos primeros casos, el cual el segundo está por confirmarse, el Secretario de Salud pidió a la población no bajar la guardia y extremar precauciones.

“Podemos fallecer sino nos cuidamos”, advirtió.
De la O Cavazos señaló que se esperan más casos sobre todo ante la cercanía de la Semana Santa por lo que se van a reforzar los filtros sanitarios.

“Reforzar los filtros para tratar de reducir el tránsito de personas y cerrar las fronteras entre Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas”, adelantó sobre los acuerdos que han tomado como medida de prevención entre los tres estados del noreste del país.

El funcionario insistió en que quedarse en la casa es muy importante para frenar la enfermedad.

Sobre los pacientes que pierden la vida por COVID-19, la instrucción es muy precisa ya que se trasladan en una cápsula sellada y son incinerados ya que no hay velación para evitar más contagios.

Aracely Chantaka

Columna: Merodeando