Impacto. La falta de electricidad sí afectó la impartición de clases. / Omar Saucedo
Las actividades escolares no se vieron afectadas por la falta de electricidad.

Tras una semana de vivir las consecuencias de no tener energía eléctrica, al día de ayer todo volvió a la normalidad en la escuela primaria Francisco González Bocanegra, ubicada en la colonia La Madrid.

Luego de que VANGUARDIA informara sobre la falta de energía eléctrica en el plantel aunado al omiso que hizo la empresa nacional durante una semana completa, al día de ayer el personal acudió a realizar las reparaciones que regresaron el servicio a toda la institución.

A media mañana la directora Catalina Meza Esquivel recibió a los técnicos que ejecutaron una conexión especializada al Centro de Carga y regresó la iluminación a toda la institución pública.

Las actividades escolares no se vieron afectadas por la falta de electricidad.