Pero si no se respetan protocolos, esta alza podría ser de hasta 78%. ARCHIVO
Cubrebocas y distanciamiento son vitales: Universidad de Washington. Prevén que a marzo, muertes crezcan sólo 30% de seguir recomendaciones

El uso de cubrebocas y las medidas sanitarias contra el COVID-19 pueden salvar hasta mil vidas en Coahuila, en el lapso que va del 12 de noviembre al 1 de marzo de 2021, de acuerdo con un estudio actualizado del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, con sede en Seattle.

El análisis proyectó que para el 1 de marzo del próximo año, la entidad sumaría 5 mil 186 defunciones por COVID-19 si las restricciones de salud, como el distanciamiento social y uso de cubrebocas generalizado, se dejaran de implementar y seguir por los ciudadanos.

Pero si la mayoría de la población utiliza cubrebocas en público y en todos los lugares, el número de decesos ascendería hasta 4 mil 143, de acuerdo con la proyección del instituto.

Para lograr la menor cifra de casos fatales, el IHME consideró necesarios el distanciamiento social y uso de cubrebocas de manera universal, es decir, por el 95 por ciento de los ciudadanos.

Otro posible escenario sería llegar a 4 mil 290 pacientes fallecidos mientras las restricciones sanitarias continúan como hasta ahora.

Es decir, los panoramas presentados por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud consideran que si se respetan las medidas sanitarias, las muertes en los próximos 100 días se incrementarían 30 por ciento, pero de no hacerlo sería cercano al 78 por ciento.

Este estudio se realizó con datos que las autoridades sanitarias del estado han emitido, como contagios diarios, muertes y capacidad hospitalaria.

CUBREBOCAS DISMINUYE  LA CARGA VIRAL

El cubrebocas funciona y es la única herramienta con bases sólidas y científicas para disminuir los contagios, y en caso de que la persona se enferme de COVID-19, la carga viral será mucho menor; es decir, los síntomas también serán menores, en comparación a cuando el paciente no usó cubrebocas.

“Sí se ha visto en esta segunda ola que ha reducido la tasa de contagios donde se usa masivamente cubrebocas, pero sobre todo lo que ha disminuido son los casos con síntomas graves, eso es muy importante”, informó Lorena Rodríguez, infectóloga de la Secretaría de Salud e integrante del Comité Técnico de atención a la pandemia de COVID-19 en Coahuila.

“A lo mejor el cubrebocas no me va evitar que tenga una infección al cien por ciento, pero va a evitar una infección grave porque la cantidad de virus que voy a inhalar va a ser mucho menor, es algo que está comprobado y está pasando ahorita en la segunda ola, especialmente en Europa”, explicó Rodríguez.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.