Foto: Especial
Ghosn, máximo directivo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ha sido objeto de una investigación de la fiscalía de Tokio, después de que su propia empresa condujera unas pesquisas internas y detectara dichas irregularidades y "malas conductas" por parte del ejecutivo franco-brasileño

París.- El Consejo de Administración del fabricante de vehículos Renault se reunirá "cuanto antes", tras conocer hoy la decisión tomada por su socio japonés Nissan que adelantó una moción de censura contra el presidente del grupo, Carlos Ghosn, detenido en Tokio por presunta malversación de fondos.

"Philippe Lagayette, administrador referente de Renault, en comunicación con los presidentes de los comités del Consejo de Administración, Marie-Annick Darmaillac y Patrick Thomas, han tomado nota del comunicado difundido hoy por Nissan", apuntó Renault en un comunicado, sin mencionar directamente el arresto.

En una breve nota, la empresa indicó que, "a la espera de informaciones precisas sobre Carlos Ghosn, los administradores consultados expresan su compromiso con la defensa del interés del grupo Renault en la Alianza" y señaló que el Consejo de Administración se reunirá "cuanto antes".

Ghosn, máximo directivo de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, ha sido objeto de una investigación de la fiscalía de Tokio, después de que su propia empresa condujera unas pesquisas internas y detectara dichas irregularidades y "malas conductas" por parte del ejecutivo franco-brasileño, informó hoy el grupo nipón.

El Consejo de Administración de Nissan Motor se reunirá este jueves para cesar a Ghosn, aunque el consejero delegado de la compañía, Hiroto Saikawa, insistió en que esta detención no tendrá un impacto sobre la alianza entre la firma japonesa, la francesa Renault y la nipona Mitsubishi.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo en una rueda de prensa en Bruselas que "el Estado, como accionista (de Renault, con un 15 % del accionariado), estará extremadamente vigilante con la estabilidad de la alianza y del grupo".

Aseguró que dará "la estabilidad necesaria al conjunto de los empleados del grupo".

En la Bolsa de París, los valores de Renault registraron una pronunciada caída, por encima del 9 % a las 16.00 hora local (15.00 GMT).