Especial
Algunas carreteras permanecían cerradas en la Riviera francesa, y los ríos seguían creciendo en Italia después de las inundaciones del fin de semana

Al menos siete personas han muerto debido a las fuertes lluvias que han azotado Grecia y las costas de Francia e Italia, informaron las autoridades el lunes.

Algunas carreteras permanecían cerradas en la Riviera francesa, y los ríos seguían creciendo en Italia después de las inundaciones del fin de semana.

La administración de la región francesa de Var dijo que cuatro personas murieron, incluida una pareja de 70 años cuando su automóvil se sumergió. Otro murió después de que un bote de rescate francés se hundió en el Mediterráneo y otro fue encontrado muerto en un coche.

En el norte de Italia, una mujer fue encontrada muerta después de que el río Bomida arrastró su automóvil. Los equipos de rescate también están buscando posibles víctimas tras un deslizamiento de tierra que dañó un paso elevado en la inundada localidad de Savona.

En Grecia, las autoridades informaron que dos personas murieron y cientos de hogares se inundaron luego de una tormenta nocturna que afectó áreas al oeste de Atenas.

Especial

Los cuerpos de los dos hombres (al parecer turistas) fueron recuperados la noche del domingo y el lunes por la mañana cerca del puerto de Antirio, a 250 kilómetros (155 millas) al oeste de Atenas después de que el velero donde viajaban quedó atrapado por el mal tiempo.

La peor inundación ocurrió en el balneario de Kineta, donde hubo deslizamientos de lodo. Los bomberos rescataron a decenas de personas atrapadas en sus automóviles y en casas inundadas, dijeron las autoridades.

Especial