Especial
Ha pasado un año desde que el Washington Post empezó usando su propia inteligencia artificial, “Heliograf”, para lanzar cerca de 300 reportajes cortos y alertas en los Juegos Olímpicos de Río

Desde los Juegos Olímpicos de Río, Heliograf se utiliza para cubrir las carreras congresionales y gubernativas en el día de la elección y los juegos de fútbol de secundaria de la zona de DC, produciendo historias y tweets como este:

La Prensa Asociada (AP) ha utilizado robots para automatizar la cobertura de ingresos, mientras que Usa Today ha utilizado el software de video para crear videos cortos. Pero los ejecutivos de los medios de comunicación están más entusiasmados con el potencial de la Inteligencia Artificial, para ir más allá de los informes rooteados.

Jeremy Gilbert, director de iniciativas estratégicas del Washington Post,  compartió lo que el periódico ha aprendido hasta ahora de los informes del robot y lo que todavía está tratando de averiguar.

En su primer año, el Washington Post ha producido alrededor de 850 artículos usando Heliograf. Eso incluyó 500 artículos alrededor de las elecciones que generaron más de 500 mil clics. Para la elección de 2012, por ejemplo, Washington Post, sólo hizo 15 por ciento de lo que generó en 2016.

Los medios de comunicación que usan inteligencia artificial, dicen que está destinado a permitir a los periodistas hacer más trabajo de alto valor, no a tomar sus puestos de trabajo.

AP, estima que ha liberado el 20 por ciento del tiempo de los periodistas dedicado a cubrir los ingresos corporativos y que la inteligencia artificial también está moviendo la aguja en la precisión.

“En el caso de la cobertura de noticias financieras automatizadas por AP, la tasa de error en la copia disminuyó incluso cuando el volumen de la producción aumentó más de diez veces”, declaró Francesco Marconi, gerente de estrategia de AP.

Washington Post también está tratando de averiguar cómo usar Heliograf para ayudar a sus periodistas con informes sustantivos. Durante las elecciones, Heliograf se utilizó para alertar a la redacción cuando los resultados de las elecciones comenzaron a orientarse en una dirección inesperada, dando a los periodistas el tiempo suficiente para cubrir las noticias.

Gilbert quiere que Heliograf desempeñe un papel más ambicioso en las próximas elecciones. También ve el potencial de Heliograf para hacer el trabajo de campo para los reporteros de otras maneras. “Creemos que podemos ayudar a la gente a encontrar historias interesantes”, declaró.

Heliograf también se puede desplegar para actualizar historias en curso como eventos meteorológicos en tiempo real, proporcionando un servicio a los lectores.

Todo esto se remonta al modelo de periodismo apoyado por anuncios. Los editores necesitan que los lectores u otros grupos paguen para apoyar sus modelos de negocio.

En este momento, el Washington Post puede contar las historias y las vistas de página que Heliograf generó. Cuantificar su impacto en cuánto tiempo le da a los periodistas hacer otro trabajo y le valor de ese trabajo es más difícil.

También es difícil cuantificar cuantos compromisos, ingresos publicitarios y suscripciones pueden atribuirse a esas historias reportadas por robots.

En el lado de los recursos, ahora que está construido, Heliograf tiene alrededor de cinco personas dedicadas a ella, sin incluir los editores que toman prestado para ayudar a averiguar como aplicarlo.

“Todavía estamos empezando a averiguar cuál es el impacto económico que va a ser cuando tiene sentido automatizar”, declaró Gilbert.

Con información de Digiday