ESPECIAL
En un parte informativo se dio a conocer que a la 18:45 horas del miércoles, Fernanda López Becerril se metió a nadar, pero una corriente la arrastró hacia adentro

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIS.- Una jovencita permaneció casi 20 horas en mar abierto después de que se metió a nadar en Boca del Cielo, en el municipio de Tonalá, y una ola la arrastró hasta 30 kilómetros en el Océano Pacífico, informó Protección Civil. En un parte informativo se dio a conocer que a la 18:45 horas del miércoles, Fernanda López Becerril se metió a nadar, pero una corriente la arrastró hacia adentro.

Pese a que en la zona imperaba el mal tiempo, como la lluvia y vientos constantes, la jovencita -originaria de Ciudad de México- se mantuvo a flote. Fue hasta las 13:40 horas de este jueves que un tumbo, una ola grande, la sacó a la playa frente a la comunidad Ignacio Allende, a varios kilómetros de distancia de Boca del Cielo, donde ingresó a nadar inicialmente. De inmediato arribaron pobladores y autoridades de la comunidad para auxiliar a la joven de la que se desconoce su edad, que presentaba síntomas de hipotermia, por lo que fue llevaba a la casa del agente municipal

Minutos después arribaron a la comunidad elementos de Protección Civil para brindarle los servicios primeros servicios prehospitalarios y trasladarla hacia la cabecera municipal de Tonalá, para ser internada en una clínica particular, como pidieron sus familiares.