Varias entidades de la República decretaron cierres por los próximos días. CUARTOSCURO
Autoridades afirman que no se trata de una imposición

CULIACÁN, SIN.- Como parte de las medidas sanitarias y para evitar aglomeraciones, autoridades de distintos estados de la República optaron por limitar el acceso a los panteones o incluso a cerrar algunos de ellos.

Los panteones municipales y privados de Guasave y Navolato, Sinaloa, fueron cerrados desde ayer, por espacio de tres días, a fin de evitar grandes concentraciones de deudos que visitan las tumbas de sus difuntos, por lo que se instalaron avisos y se desplegó vigilancia policiaca.

Aurelia Leal López, presidenta municipal de Guasave dijo que no se trata de una imposición sino del acatamiento de un acuerdo del Consejo Municipal de Salud, en virtud que se tienen 62 casos positivos, con un registro acumulado de 2 mil 456 pacientes que han sido atendidos desde el inicio de la pandemia.

El secretario de Gobierno de Hidalgo, Simón Vargas Aguilar, pidió a los 84 Concejos municipales que restrinjan el ingreso de la población en todos los cementerios, ante el riesgo de contagio de la enfermedad COVID-19 y que en Hidalgo ha cobrado la vida de 2 mil 270 personas.

A través de la circular SG/05/2020, que se hizo llegar a las autoridades municipales, se pidió que durante estos días de celebración a los difuntos en que se concentran miles de personas en los panteones, se prohíba el ingreso a partir del 31 y hasta el día dos de noviembre.

Con esta disposición se pretenden disminuir los contagios que derivado de la contienda electoral en la entidad, se incrementaron un cinco por ciento más a lo esperado, esto es alrededor de 400 nuevos casos.

En tanto, en el estado de Tamaulipas también quedaron prohibidas las visitas a los cementerios, así como en Nuevo León sólo se permite el acceso para inhumaciones, prohibidas visitas a los difuntos en los próximos días.