La revista en su última edición pide acabar con el terrorismo supremacista blanco que azota a Estados Unidos

La edición más reciente de la revista TIME recuerda a las víctimas de los tiroteos masivos en Estados Unidos, con entrevistas a expertos en política y seguridad, investigadores y profesores universitarios que reflexionan sobre la amenaza del supremacismo blanco.

Con el título: Estamos siendo devorados desde dentro. Por qué EU está perdiendo la batalla contra el terrorismo nacionalista blanco, esta semana la revista asegura que los nacionalistas blancos se han convertido en la cara del terrorismo en Estados Unidos, pues desde el 11 de septiembre del 2001 con el ataque a las Torres Gemelas los supremacistas blancos y otros extremistas de derecha han sido responsables de casi tres veces más ataques en territorio estadounidense que los terroristas islámicos.

“Cuando piensa en un terrorista, ¿qué ve? Durante más de una generación la imagen que acechaba las pesadillas de los estadounidenses se asemejaba a la de los autores de los atentados del 11 de septiembre: un yihadista islámico. No a un supremacista blanco de 21 años de un suburbio de Dallas”, apunta Time.

De acuerdo con la revista, desde 2009 hasta 2018 la extrema derecha ha sido responsable del 73 por ciento de las muertes relacionadas con el extremismo a nivel nacional, según un estudio de la Liga Antidifamación (ADL).

Este homenaje a las víctimas de los tiroteos en EU, se produce después de la masacre de El Paso, Texas que este sábado dejó 22 muertos, incluidos 8 mexicanos, y del tiroteo de Dayton, en Ohio, que provocó la muerte de otras 10 personas tan solo un día después.

En la portada de la revista se enumeran los tiroteos masivos en territorio estadounidense que en total suman 253. Los nombres de las ciudades donde han ocurrido se pueden leer en letras blancas sobre fondo negro. Al centro, la palabra ENOUGH (suficiente o ya basta), una ilustración de John Mavroudis.

A raíz de lo sucedido en la ciudad fronteriza y en Ohio, el presidente norteamericano, Donald Trump dio un controvertido mensaje en el que responsabilizó a los videojuegos y las enfermedades mentales de ser una de las principales causas de los tiroteos en Estados Unidos.

“La enfermedad mental y el odio jalaron el gatillo, no lo hizo el arma”, sostuvo el mandatario en el mensaje que dio a los ciudadanos estadounidenses desde la Casa Blanca descartando así una reforma que se enfoque en el control de armas.

Inmediatamente, el presidente condenó el racismo, la intolerancia y el supremacismo blanco, “estas ideologías siniestras deben ser derrotadas. El odio no tiene lugar en Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma”, dijo.

Sin embargo, TIME asegura que la Casa Blanca no ha especificado qué autoridades son necesarias, y señala que en el inicio de la presidencia de Trump, su administración privó de fondos al Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y extrajo fondos que iban a destinarse a organizaciones que se enfrentan a militantes y grupos neonazis y supremacistas blancos.