Rápido. Una hora y 27 minutos fue lo que tardó Federer en superar a su adversario y con ello conseguir su pase a semifinales. /AP
Luego de vencer sin problemas a Richard Gasquet, el suizo se enfrentará a su compatriota Stanislas Wawrinka en la lucha por un lugar en la final.

NUEVA YORK.- Los suizos Roger Federer y Stanislas Wawrinka se cruzarán en la semifinal del Abierto de Estados Unidos, después de vencer casi en simultáneo al francés Richard Gasquet y al sudafricano Kevin Anderson, respectivamente.

Federer brilló con 50 tiros ganadores en el 6-3, 6-3 y 6-1 sobre Gasquet.

“Sin duda jugué un gran partido, hoy (ayer) sentí muy bien la pelota con mi devolución. Creo que me ayudó haber jugado contra Isner en la rueda anterior, porque tenía un tiempo más para acomodarme y devolver”, dijo el suizo de 34 años, que llega a las semifinales del US Open sin perder sets.

Después del incómodo partido que le planteó Isner, el suizo se movió con total libertad por la cancha, aprovechó las bondades de pelota de Gasquet para atacarlo y se llevó la victoria en apenas una hora y 27 minutos.

“Este año llego más fresco física y mentalmente que el año pasado”, explicó un rejuvenicido Federer, que volvió a aplicar su táctica de asfixie para llegar rápido a la red, donde ganó 23 de las 28 veces que subió.

Federer buscará su primera final en el US Open desde 2009, cuando perdió ante el argentino Juan Martín del Potro. Para eso deberá derrotar a su amigo Wawrinka, quien lo venció este año en cuartos de final de Roland Garros.

“No puedo estar más feliz, jugar contra Stan, que haya dos suizos en la final del US Open, eso es algo espectacular”, destacó el número dos del ranking mundial.

Wawrinka eliminó por 6-4, 6-4 y 6-0 al sudafricano Anderson, que después de conseguir la mejor victoria de su carrera ente Andy Murray en octavos de final, no lució tan filoso.

Además, el suizo jugó su mejor partido del torneo. El campeón del último Roland Garros partió desde una gran tarea con su saque y se las arregló para quebrar en las pocas ocasiones que generó. La primera fue una colaboración del gigante sudafricano, que en el 3-3 del primer set y con el marcado 15-40 cometió una doble falta.

En el segundo set fue en el 4-4 con una gran devolución de derecha cuando Anderson intentaba tomar la red después del saque.

En el medio, Wawrinka se lució con su revés, copió la táctica de Federer de jugar los restos cortos e intentar subir a la red a finalizar el punto y consiguió su mejor victoria del torneo.