El otrora líder sindical cobró más de un millón de pesos en 2020 como 'jefe' en refinaría de Pemex y ya libró 9 de 12 carpetas de investigación. Foto: Tomada de Internet
El otrora líder sindical cobró más de un millón de pesos en 2020 como 'jefe' en refinaría de Pemex y ya libró 9 de 12 carpetas de investigación

Carlos Romero Deschamps renunció a su cargo como líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en octubre del 2019, tras 26 años en el cargo y luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunciara que había investigaciones en su contra, pero continuó teniendo ingresos a expensas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

A poco más de un año dos años de la dimisión del polémico exlíder sindical, la Fiscalía General de la República (FGR) no ha podido llevarlo ante la justicia. 

De las 12 investigaciones que inició en contra de Romero Deschamps, nueve ya fueron archivadas y sólo tres continúan en investigación, según información otorgada por la propia FGR vía transparencia y dada a conocer por El País. 

Entre enero y diciembre del año pasado Romero cobró un millón 208 mil 843 pesos netos como jefe de departamento u homólogo en la Refinería Miguel Hidalgo, de acuerdo con la última declaración patrimonial que presentó en enero de 2021 ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Según la plataforma Nómina Transparente de la SFP, el “sueldo neto estimado” de Romero Deschamps asciende a 28 mil 636.50 pesos mensuales. 

Sin embargo, considerando las compensaciones, bonos, aguinaldos y otras prestaciones y beneficios que percibió por cargo público, su salario mensual proporcional fue de 100 mil 737 pesos.

Libra la justicia y le 'gana' a la 4T

Por años se le ha señalado de fraude, desvío de recursos públicos, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y otros delitos. Incluso en este sexenio la Fiscalía General de la República (FGR) abrió 12 carpetas de investigación en su contra, de las cuales sólo quedan tres.

Las tres indagatorias que quedan abiertas son aquellas que inició la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a cargo de Santiago Nieto Castillo. 

La investigación más avanzada, detalla el diario español, es sobre una serie de depósitos, transferencias y compra de propiedades en el extranjero sin justificación que sugieren lavado de dinero, con la cual no han logrado concretar ninguna orden de aprehensión contra el priista.

La mayoría de las acusaciones contra Romero Deschamps vienen de grupos disidentes dentro del sindicato petrolero y un par vienen desde la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con El País, las tres carpetas de investigación abiertas están en manos de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por fraude, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

El exdirigente logró con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador la permanencia de la cláusula 77 que obliga a Petróleos Mexicanos a pagar los gastos de los abogados de cualquier trabajador aprehendido en cumplimiento de sus obligaciones. Y Carlos Romero Deschamps es trabajador de Pemex. Así lo reconoce el Gobierno federal en la nómina transparente de la Empresa Productiva del Estado.

Pemex se compromete además —en caso de detención— a pagar el salario ordinario, todas las prestaciones y una compensación equivalente a la cuota de viáticos que recibe un trabajador comisionado en un sitio diferente al de su puesto de trabajo.