Foto: Especial
Ridsdale, quien tiene casi 86 años de edad, cumplió 25 años de prisión de los 33 años de condena y era elegible para pedir la libertad condicional en abril de 2022. Pero tras esta nueva sentencia de diez años no podría salir vivo de la cárcel

AUSTRALIA.- Es probable que el sacerdote pedófilo más prolífico de Australia, Gerald Ridsdale, muera en prisión después de que su tiempo en la cárcel se incremente nuevamente luego de otra sentencia por abusar sexualmente de niños.

Ridsdale, quien tiene casi 86 años de edad, cumplió 25 años de prisión de los 33 años de condena y era elegible para pedir la libertad condicional en abril de 2022. Pero tras esta nueva sentencia de diez años por el abuso de otros cuatro niños en el oeste de Victoria en la década de 1970, el sacerdote pedófilo no podría salir de la cárcel antes del 8 de abril de 2025.

El juez Gerard Mullaly estableció un período máximo de 10 años con un período de cuatro años sin libertad condicional por los 14 cargos.

Teniendo en cuenta la edad de Ridsdale y la probabilidad de que muera en la cárcel, tres de esos años se cumplirán acumulativamente con las penas por las que ya estaba en la cárcel.

“A su edad, mi sentencia bien puede significar que, como consecuencia, es más probable que muera bajo custodia”, dijo el juez Mullaly.

Con estas denuncias aumentó el número total de víctimas conocidas de Ridsdale a 69 y los delitos sexuales conocidos a 179 entre los años 1961 y 1988.

“Sabías que lo que estabas haciendo era profundamente incorrecto y dañino, pero seguías haciéndoles estas cosas a estos niños una y otra vez”, dijo el juez Mullaly.

La sentencia de Ridsdale llega una semana después de que se publicaran los hallazgos no redactados sobre el Cardenal George Pell de la Comisión Real sobre Respuestas Institucionales al Abuso Sexual Infantil. La comisión encontró que el cardenal Pell, quien compartió un hogar con Ridsdale en la década de 1970 sabía que Ridsdale fue trasladado de otra parroquia para proteger a la iglesia del escándalo de abuso sexual infantil.