Creyentes no perdieron oportunidad de fotografiar al Santo Cristo Foto: Vanguardia/ Armando Ríos
Luego de la publicación del video donde presuntamente el Santo Cristo abre los ojos, hay una supuesta mayor afluencia al recinto sagrado

Luego de que el video donde aparece la imagen del Santo Cristo abriendo los ojos se diera a conocer ayer por la noche, el flujo de personas que acuden a las misas de la Catedral de Santiago, notoriamente ha aumentado.

En vísperas del aniversario del Santo Cristo de la Capilla, las opiniones de los fieles que acuden año con año al novenario, respecto al video lanzado por un locutor local, están divididas; algunos dicen que el video está manipulado por la tecnología al alcance, y otros, que la fe ha hecho que la imagen despierte.

Martha, una de las fieles que acude año con año al novenario, dice que es un llamado de atención para la gente que ha optado por vivir en el pecado y que es un milagro para que el mundo después de tanta guerra reaccione. Algunas de sus acompañantes comentan que han venido a la misa de las 11 para ver si logran ver el supuesto acontecimiento, e intentan capturar el rostro del Santo Cristo abriendo y cerrando los ojos como sucedió en el video. 

 

Varios de los asistentes lograron tomar fotos con la escultura después de tomar la hostia y otros aprovecharon la ‘selfie del recuerdo’. Dentro de las actividades del novenario, hoy incluyeron la tarea de tomar fotografías a la imágen para compartirla con alguien más.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    
 

Foto: Vanguardia/ Armando Ríos
Foto: Vanguardia/ Armando Ríos

Polémica en redes

La polémica y las opiniones luego de ser publicado el video, no se hicieron esperar, cientos de usuarios en redes sociales compartieron el material desatando discusiones acaloradas entre quienes defendían la veracidad del contenido denominándolo como un ‘milagro’, y quienes firmaban que era un ardid en complicidad con la iglesia para lograr más asistentes.

La mañana de hoy, Ivan Escamilla, locutor del programa Adimensional, realizó una transmisión en vivo vía Facebook para aclarar dudas y suposiciones acerca de la fiabilidad de la grabación, asegurando que el video fue analizado con la tecnología necesaria para cerciorarse de que lo que le presentaría al público, no estaba manipulado.  Así mismo, mostró su molestia por los comentarios emitidos por locutores de radio de un programa religioso, que calificaron el video “como una falta de respeto”