Archivo
De acuerdo con datos del IMSS, el salario promedio que se paga en el país es de 11,235 pesos mensuales, es decir, 3.6 salarios mínimos

Empresas de diversos sectores que van desde manufactura, servicios, transporte y agroindustria en todo el país se comprometieron a establecer como sueldo de sus colaboradores dos salarios mínimos, es decir, 6,500 pesos mensuales brutos sin considerar las prestaciones.

En una iniciativa a la que denominaron Empresas por el Bienestar, se sumaron 100 compañías para “garantizar que, desde el 1 de diciembre del 2019, ninguno de sus colaboradores perciba un ingreso inferior a 6,500 pesos brutos mensuales”.

Sobre el salario de 6,500 que ofrecen pagar empresas como Citibanamex, Nestlé México, Grupo Pochteca, Empresas Tajín, Corporación Zapata, Laureate Education (UVM, Unitec), Arca Continental y Estafeta, se tiene que hacer un ajuste por la retención de impuestos que, de acuerdo con expertos en recursos humanos, éste es de aproximadamente 300 pesos para quedar un salario neto de 6,200 pesos.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el salario promedio que se paga en el país es de 11,235 pesos mensuales, es decir, 3.6 salarios mínimos.

En diciembre del 2018 la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordó aplicar un salario de 102.68 pesos diarios como salario para todo el 2019, esto es 3,080 pesos mensuales, y en la frontera norte, el mínimo se fijó en 176.72 pesos diarios, que representa un ingreso de 5,301.6 pesos.

Asimismo, datos del IMSS al mes de septiembre reportan un registro de 15,398 trabajadores registrados con un salario igual o menor que el salario mínimo, y 8 millones 907,359 trabajadores registrados con más de un salario, pero no con más de dos mínimos.

Entrevistado al respecto, el presidente de la Conasami, Andrés Peñaloza, comentó que la iniciativa de las empresas es el reflejo de los nuevos tiempos en los que ya no hay “topes salariales” y van en línea con la recuperación gradual del salario que tiene que darse en el país.

Quieren a más empresas
Al presentar el compromiso de las 100 empresas, J. Arturo Zapata, director general de Corporación Zapata, dijo que “la pobreza en México es un reto que deben enfrentar de la mano empresas y gobierno. Estamos convencidos de que siendo las empresas la fuente principal de generación de riqueza y bienestar en el país, a través tanto del empleo como de los impuestos que generan, podemos aportar aún más, en el terreno de combate a la pobreza”.

El economista

Además, informó que la organización, de reciente creación, Empresas por el Bienestar, espera que se pueda duplicar o triplicar el número de empresas que asuman el compromiso de esta iniciativa.

Por su parte, Horacio Fernández Castillo, presidente ejecutivo de empresas Tajín, dijo que “nosotros creemos que, después de años de buscar por diversos caminos, hoy se cuenta con las condiciones adecuadas para hacer viable una iniciativa como la que proponemos”.

Los empresarios se comprometieron a no aumentar el precio de sus productos o servicios por incrementar el sueldo de sus empleados. Armando Santacruz, director general de Grupo Pochteca, indicó que en el pasado, cuando se hacían propuestas de incrementar los salarios, “invariablemente” se aseguraba que provocaría inflación o desempleo.

“No nos preocupa el impacto inflacionario y tiene que ver con que las condiciones están dadas para esta iniciativa”, añadió Alberto Gómez Alcalá, director adjunto de Asuntos Institucionales, Comunicación e Investigación Económica de Citibanamex.

Entrevistado sobre la iniciativa anunciada por empresarios, Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, indicó que “la cantidad es razonable”. Aunque ese monto, “en un tiempo, será el salario mínimo”. Es de reconocerse, afirmó, que estas empresas se “adelanten a esa demanda de la recuperación gradual del ingreso”.

Las compañías que deseen unirse a este proyecto pueden hacerlo en la página www.empresasporelbienestar.org.