El día de ayer se registraron 297 nuevos casos de COVID-19 en la entidad, incluidas 30 defunciones, 12 de ellos en Torreón y nueve en Saltillo, entre otros. HÉCTOR GARCÍA
Por cada detección de coronavirus se un establece un cerco sobre tres personas que tuvieron contacto con él paciente

Por cada caso positivo de COVID-19 que es detectado se establece, en promedio, un cerco sanitario sobre otras tres personas con las que el paciente tuvo contacto directo de riesgo y generalmente dentro los ámbitos familiar y laboral, explicó Martha Alicia Romero Reyna.

La directora de Prevención y Promoción de la Salud en el Estado precisó que de estos cercos que se arman, entre un 10 y un 20 por ciento de los contactos también resultan infectados de COVID-19 en promedio, tras la práctica de pruebas de detección posteriores al mostrar sintomatología.

Hasta ayer, en Saltillo había 547 personas con resultado positivo al coronavirus y activas con la enfermedad, según el informe diario de la Secretaría de Salud de Coahuila.

De acuerdo a esas cifras, actualmente unas mil 641 personas que tuvieron contacto con esos positivos al COVID se encuentran aisladas como potenciales casos positivos y de las cuales hasta 328, de acuerdo a las tendencias, resultarían contagiadas en la entidad.

AÍSLADA 9 MIL PERSONAS A NIVEL ESTATAL

A nivel estatal, al haber hasta ayer 2 mil 455 casos activos, estarían aisladas en cerco sanitario poco más de 9 mil personas, de las que hasta mil 801 también serían contagiadas.

“De cada caso positivo que se da, se le hace una búsqueda de contactos, eso es el cerco epidemiológico, que es el contacto interdomiciliario y el contacto fuera de casa”, explicó.

“Lo que siempre recalcamos es la importancia de haber sido contacto de algún caso positivo para que se mantenga con las medidas de aislamiento mientras si se manifiesta o no algún síntoma”, explicó.

“Se les hace una llamada de seguimiento y si al quinto día dicen ‘no presenté ningún síntoma’, sobre todo los que no están en casa, pues bueno pueden regresar, y si hay alguna sintomatología se les programa para una toma de muestra”, indicó.

SEGUIMIENTO ESPECIAL POR CORMIBILIDADES

En caso de algún cuadro sintomatológico se procede a practicar la prueba para confirmar o eliminar la posible infección.

Dijo que también se establece si alguno de las personas que se ubican dentro del cerco tiene alguna comorbilidad, como diabetes, hipertensión, enfermedades crónicas o si hay alguna embarazada o persona mayor, a fin de darles un seguimiento especial, incluso, la toma de muestra aunque no presente síntomas.