Javier Jiménez Espriú, propuesto por AMLO para ser titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes / Foto: Cuartoscuro
El próximo titular de la SCT dijo que es algo que tienen muy claro si es que se decide no seguir con el proyecto en Texcoco y está “considerado dentro de las opciones”

El próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, aceptó que de tomarse la decisión de abandonar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en la zona del Lago de Texcoco, efectivamente se perderían 100 mil millones de pesos: "ya lo hemos investigado y sí: no son recuperables".

"Lo tenemos muy claro y considerado dentro de las opciones".

El tema surgió, debido a que por esta mañana el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, había hablado de la pérdida de esa cantidad en caso de no continuar las obras en tierras de lo que fue el Lago de Texcoco.

Señalo "se considera esa cantidad que se ha invertido y sería una pérdida... Si hay otras opciones, hacemos un análisis financiero de lo que estamos considerando. Se está considerando todo, la decisión que tenemos (Lago de Texcoco) es una mala decisión".

El próximo funcionario en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador, recibió del Foro Consultivo, Científico y Tecnológico A. C. un resumen de un poco mas de 100 documentos que existen, sobre la construcción de un nuevo aeropuerto.

Refiriéndose a ese gasto que se perdería al cambiar el lugar, donde actualmente se construye el espacio aéreo, señaló "vamos a tener una decisión mala y después tratarla de hacerla bien".

Prometió que en esa pérdida de recursos "vamos a honrar los contratos y compromisos financieros que se tienen con absoluta honestidad".