Prendatarios. Son contados los clientes que acuden a dejar propiedades a cambio de dinero. ALEJANDRO RODRÍGUEZ
Aseguran empleados que junio ha sido el mes más crítico para estos negocios

En Saltillo las casas de empeño poco a poco ha ido disminuyendo el número de clientes, por lo que son pocas los objetos que se reciben, lo que ha tomado por sorpresa a los dependientes y encargados de las sucursales en medio de esta crisis por el COVID-19, pues aseguran que junio es uno de los meses en que más flujo tienen.

Jesus Villanueva, encargado de una sucursal de empeño en el Centro de Saltillo, señala que en el mes de mayo generalmente los movimientos se comportan a la inversa y los usuarios pagan sus deudas, ya que reciben las utilidades, pero que en el mes de junio comienzan a repuntar los empeños para cubrir colegiaturas o pagar uniformes y útiles escolares.

Sin embargo, expuso que sorprendentemente en lo que va del mes los empeños se comportan cada vez más a la baja, a comparación de los años anteriores.

“Somos tres sucursales y todas estamos igual, sí han estado comprando, pero en lo que va de junio no se han dado tantos empeños a cómo fue el año pasado que lo hacían más que nada por el regreso a clases”, expuso.

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.