Foto: Twitter
Los médicos internos de Pregrado de sexto año solicitaron 459 dosis de vacunas anti-Covid que les permitan protegerse durante la atención que brindan a pacientes del Hospital Universitario

Monterrey, Nuevo León.- En protesta porque no han sido incluidos en el esquema de vacunación al personal de salud y porque no gozan de las garantías de seguridad para ejercer su labor, estudiantes de la Facultad de Medicina de la UANL realizaron un paro de labores.

A través de una misiva dirigida a las autoridades, los Médicos Internos de Pregrado de sexto año solicitaron 459 dosis de vacunas anti-Covid que les permitan protegerse durante la atención que brindan a pacientes del Hospital Universitario.

“Nos vemos en la imperiosa necesidad de recurrir a un paro de actividades”, advirtieron.

Mencionaron que este no podrá ser considerado como mal intencionado o al margen de su vocación de servicio.

“Ya que los preceptos consagrados en la Constitución Federal, local y Tratados Internacionales en Materia de Derechos Humanos nos benefician”, señalaron.

Los jóvenes colaboran en las áreas de Urgencias, Pediatría y Neurocirugía y se les identifica como MIPs (Médicos Internos de Pregrado).

Añadieron que debido a que no son personal activo o empleados del HU no se les puede exigir o condicionar la continuidad de sus estudios a la realización de dichas prácticas.

“No podrá bajo ninguna circunstancia emitir resolución administrativa o escolar que contraponga nuestros  derechos humanos como estudiantes”, mencionaron.

Agregaron que su fin no es privarse de la experiencia clínica porque esta es parte fundamental de su formación.

“Ante la respuesta por parte de los directivos consideramos que en beneficio de nosotros y nuestras familias se nos suspenda la rotación clínica en las áreas por los semestres de sexto año sin afección a nuestra calificación”, sostuvieron.

En su informe diario de casos Covid, el Secretario de Salud estatal, Manuel de la O Cavazos respondió que la exigencia de vacunas debe ser al gobierno federal.

“Obviamente, aquí quiero hablarles claro, también háganlo ustedes: insistan para conseguir más vacunas, pero no es con el gobierno estatal”, expuso.

Los estudiantes inconformes suman 459 y son los mismos que exigen ser vacunados así como menos exposición por lo que solicitan que sus guardias sean canceladas para todas las áreas o se reduzcan a la mitad.