Una mujer posa para un selfi ante una pantalla con miles de imágenes de personas en las redes sociales durante la presentación de la exposición que muestra el selfi como un arte en la Galería Saatchi en Londres, Reino Unido. Foto: EFE
La exposición "From Selfie to Self-Expression" ("Del selfi a la autoexpresión") explora la naturaleza artística de los autorretratos, que han cobrado una nueva vida en los últimos años con la popularización de los teléfonos móviles con cámara.
La generación selfi se está convirtiendo en una generación volcada en la autoexpresión, en la que cada uno de nosotros intenta explorar y compartir nuestra creatividad interna"...
Glory Zhang, portavoz de Huawei

La galería Saatchi de Londres explora en la exposición "From Selfie to Self-Expression" ("Del selfi a la autoexpresión"), inaugurada ayer, la naturaleza artística de los autorretratos, que han cobrado una nueva vida en los últimos años con la popularización de los teléfonos móviles con cámara.

Hasta el 30 de mayo, la sala muestra una "historia del selfi desde los viejos maestros hasta el presente", cuyo objetivo es "celebrar el verdadero potencial creativo de una forma de expresión a menudo ridiculizada por su trivialidad”.

La galería londinense ha reunido autorretratos de artistas clásicos como los neerlandeses Vincent van Gogh y Rembrandt, y el español Diego Velázquez.

Esos trabajos se muestran junto con obras de creadores contemporáneos como los británicos Tracey Emin y Christopher Baker, y el mexicano Rafael Lozano-Hemmer.

"Al lado de ejemplos de trabajos de diversos artistas influyentes, habrá selfis que se han convertido rápidamente en iconos de la era digital", señaló la galería británica en un comunicado.

La marca de tecnología china Huawei ha colaborado en una exposición en la que también se exhibirán las obras de diez jóvenes fotógrafos británicos tomadas con teléfonos móviles de esa compañía.

Esos fotógrafos, sin embargo, no han dirigido sus lentes hacia ellos mismos, como el resto de los artistas expuestos en la galería Saatchi, sino en la dirección opuesta.

Su parte de la muestra "cambiará su foco, desde el selfi hacia una forma de documentar el mundo que nos rodea, como una forma de autoexpresión diferente”.

Una mujer posa para un selfi ante una pantalla con miles de imágenes de personas en las redes sociales durante la presentación de la exposición que muestra el selfi como un arte en la Galería Saatchi en Londres, Reino Unido. Foto: EFE

"Desde muchos puntos de vista, el selfi representa el epítome de la transición de la cultura contemporánea actual hacia una edad altamente digitalizada y tecnológica, a medida que los teléfonos móviles se han convertido en cámaras", expresó a los medios Nigel Hurst, director ejecutivo de la sala.

Glory Zhang, portavoz de Huawei, afirmó por su parte que los móviles "se han convertido en una herramienta de expresión artística”.

"La generación selfi se está convirtiendo en una generación volcada en la autoexpresión, en la que cada uno de nosotros intenta explorar y compartir nuestra creatividad interna", afirmó Zhang.