Debido a la forma en la que se llevó a cabo el asesinato y al puesto que el policía desempeñaba como custodio, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México cree que el asesinato se debió a una venganza. Especial
Un policía fue brutalmente asesinado luego de ser emboscado por sicarios, quienes le dispararon en al menos 100 ocasiones a su víctima, esto a la altura del kilómetro 45 de la Vía Toluca-Ciudad Altamirano, en el Estado de México

Luego de ser emboscado por sicarios, un policía fue asesinado con al menos 100 disparos, esto a la altura del kilómetro 45 de la Vía Toluca-Ciudad Altamirano, en el Estado de México (Edomex).

Debido a la forma en la que se llevó a cabo el asesinato y al puesto que el policía desempeñaba como custodio, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México cree que el asesinato se debió a una venganza llevada a cabo por sicarios que pertenecen el crimen organizado que opera en Tierra Caliente.

De acuerdo con la información preliminar los hechos fueron reportados por vecinos de la comunidad Rancho Viejo en Temascaltepec, Edomex, quienes llamaron a las autoridades notificando que habían escuchado gran cantidad de balazos en las calles, pero que por temor a que algo les ocurriera se negaban a salir.

Más tarde cuando la balacera hubo terminado los pobladores salieron para descubrir qué había ocurrido, llevandose una terrible sorpresa, pues se percataron de un vehículo que presentaba múltiples impactos de bala.

Tras la llamada de emergencia elementos de seguridad de Edomex se trasladaron al lugar de los hechos para confirmar el reporte, ahí encontraron el cuerpo sin vida de un hombre quien vestía uniforme policiaco, por lo que pronto la víctima fue identificada por las autoridades.

La víctima de este cruel asesinato fue identificado como Gonzalo “N”, un hombre de 40 años de edad, quien se desempeñaba como custodio dentro del Centro de Readaptación Social (CERESO) de Temascaltepec, cabe indicar que el custodio sólo llevaba dos semanas trabajando en dicho lugar, pues antes se encontraba en el penal de Neza-Bordo.

En el lugar de los hechos elementos policiacos encontraron un automóvil Honda Accord, de color azul marino, el cual presentaba múltiples impactos de bala.

Por la posición en la que se encontraba el cuerpo del custodio se cree que intentó correr por salvar su vida, pero fue en vano, los sicarios estaban empeñados en asesinarlo, pues las autoridades encontraron más de 100 casquillos percutidos en el lugar de los hechos. Así mismo se dijo que un narcomensaje fue abandonado junto al cadáver, aunque hasta el momento se desconoce qué grupo criminal lo firmaba.

(Con información de El Gráfico y La Verdad)

En VANGUARDIA estamos comprometidos con brindarte todos los días Información con Valor y por lo mismo nos encantaría que nos siguieras en nuestras redes sociales e interactúes con nosotros y nuestra comunidad en Facebook, así como recibir las noticias al instante en nuestra cuenta de Twitter y darte de alta en nuestro premiado newsletter de información para despertar tu mente Jugo Naranja y nuestro newsletter local de VANGUARDIAMX, suscribirte a nuestro canal de Youtube y no dejes de ver nuestra propuesta de hermosas fotos y stories en nuestro canal de Instagram.
No dejes de suscribirte a nuestra edición Vanguardia HD.