Afirman. Antes de la pandemia decían que eran visitas de la autoridad hacendaria, ahora que son de Salud o de Protección Civil. ESPECIAL
La recomendación que destaca es estar en constante comunicación con los empleados para que sepan el modo de operar de estas personas

Las extorsiones a los restaurantes algo que tiene tiempo sucediendo, antes de la pandemia decían que eran visitas de la autoridad hacendaria, ahora que son de la Secretaría de Salud o de Protección Civil.

El miembro del Consejo de Canirac Saltillo, Juan Pablo Valdés, dijo que en su caso personal, desde hace 8 años que abrió su negocio empezó a recibir estas llamadas, actualmente puede llegar a recibir no menos de 10 llamadas al año, entre ellas uno de los insistentes es alguien que se hace pasar por un contador.

En su caso, hace dos años, dos de sus empleados cayeron y con ello perdió entre 5 mil a 6 mil pesos, toda vez que por lo general en este tipo de extorsiones lo normal es que pidan que se deposite el dinero en las tiendas de conveniencia y en ellas se tiene un tope de 5 mil pesos.

Por lo regular las extorsiones son telefónicas y corresponde a números del interior de los ceresos o fuera de la ciudad, aunque también hay quienes acuden a los negocios pero cree que es gente que viene de paso.

De estos últimos, conoce el caso de una distribuidora de carne, a donde llegaron con uniforme falso de Protección Civil señalando que los clausurarían, salvo que dieran una cantidad.

DESTACAN IMPORTANCIA DE GRUPOS DE SEGURIDAD

Ante ello, destacó la importancia de participar en los grupos de seguridad como socios de Canirac, para así compartir información y frenar estos intentos de extorsión, asimismo en esos grupos participan las autoridades de seguridad pública municipal.

Aunque añadió que la mayoría de los dueños tiene conocimiento de este tipo de situaciones, sin embargo, añadió que muchas veces son los empleados quienes se asustan al no saber manejar la situación.

Sin embargo, dijo que tienen el apoyo de las autoridades para que en la mayoría de los casos esto no pase a mayores, cree que los afectados si ponen su denuncia, lo que consideró es importante para que puedan investigar los hechos, toda vez que los números quedan registrados y con ello la autoridad tiene una línea de investigación.

Finalmente la recomendación que destaca es estar en constante comunicación con los empleados para que sepan el modo de operar de estas personas, asimismo entre los restauranteros comunicarse el nuevo mensaje que utilizan los extorsionadores porque cada vez sacan temas diferentes.