FOTO: INTERNET
Un fan incondicional de la franquicia Star Wars y colaborador de VANGUARDIA expone su crítica sobre la última entrega de la saga dirigida por J.J. Abrams

*Calificación: 6

Antes de que siga leyendo esto debe saber que quien escribe es un fan incondicional de la saga. Tengo un interés personal de realizar cine y mucho de esa inquietud tiene que ver con estas películas. Mis favoritas, en concreto son las tres originales. Dicho esto, sepan que mi actitud en el cine no es como la de cualquier fan. Para mí es un proceso hasta doloroso. Poco antes de entrar me pongo nervioso, voy un par de veces al baño y en general no disfruto mucho de lo que haya comprado en la dulcería. Para mí no es una película más o algo para entretenerme. Creo que me pasa esto porque muy en el fondo anhelo que alguna de las nuevas entregas me haga sentir como lo hicieron las originales. Y así, supongo, nos pasa a cada fan. Por eso los fans de Star Wars somos de lo más difíciles de complacer. Cada uno tenemos expectativas diferentes y tenemos nuestra propia manera de entender la saga. Ahora le toca a "The Rise of Skywalker" tratar de llenar esas expectativas.

En esta novena entrega, la encomienda casi imposible de satisfacer a diferentes generaciones de “warsies” después del descontento generalizado por el Episodio VIII, "The Last Jedi", le toca nuevamente a JJ Abrams. Director elegido en el 2015 por la ya mítica productora Kathleen Kennedy para abrir el camino de la nueva trilogía, ahora propiedad de Disney. La tarea era complicada puesto que en la pasada entrega la visión de Rian Johnson fue muy distinta a lo que JJ Abrams había planteado en "The Force Awakens", mostrándonos a Luke Skywalker como un Jedi deprimido y cansado de luchar. Demasiados fans se decepcionaron con esta visión e incluso exigían en redes sociales que la película de Johnson se borrara del canon.

Con “The Rise of Skywalker” JJ Abrams prometía un cierre a las tres trilogías. Además de tratar de unificar a los fans. Así que parte de las metas de Abrams era intentar arreglar el descontento que dejó Rian Johnson con el "The Last Jedi" y nos entrega una película caótica y apresurada. Sí. Hay mucha acción y aventuras. Tiene batallas y secuencias de acción decentes, tal vez para algunos memorables. No es para nada aburrida. Creo que a los fans casuales les puede parecer maravillosa o mucho  mejor de lo que esperaban.

 

Sin embargo es muy evidente que no hubo una estructura narrativa de parte de Disney para esta nueva trilogía. La trama del episodio XI se siente como un plan de emergencia desesperado para enganchar nuevamente a los fans . El guion es inconsistente e irregular. En ocasiones se siente como un fan film de 200 millones de dólares. Los diálogos y revelaciones importantes de la historia se le entregan así nada más al espectador. Sin tensión, ni drama. La revelación del tan esperado origen de Rey se queda muy lejos del “I am your father” de Darth Vader en el episodio V.

Deseaba mucho que me gustara esta entrega, pero no puedo dejar pasar las incongruencias de los personajes, sobre todo con el que para mí es el más interesante de esta nueva trilogía, Kylo Ren. Quien en el filme anterior se proclamó como el líder supremo de la primera orden para ya no responderle a nadie y “matar el pasado” si era necesario. Sin embargo, en la primera escena de esta nueva película lo primero que hace es ponerse a las órdenes del Emperador Palpatine, el clásico villano de la saga quien regresa nada más porque sí y sin ningún motivo de peso.

Todo lo que nos queda es la prisa por juzgar si el director y coguionista J.J. Abrams se aseguró de que para nosotros los fans “Star Wars: The Rise of Skywalker” sea todo lo que quieras y necesites que sea. La respuesta corta es: por supuesto que no. La tarea imposible de ser todo para todos los fans, tanto aguerridos como casuales, deja a Abrams esforzándose por meter todoen una trama sobrecargada en un filme de dos horas veintidós minutos.

Lucasfilm primero tendría que haber escrito la trama e historia general de la trilogía y luego hacer las películas. En ese orden. No lo hicieron. Lamentablemente es un cierre que no se siente como tal sino como un plan de emergencia para enmendar el camino y de paso llevarse muchos millones de dólares a la bolsa. Con todo el dolor de mi corazón "The Rise of Skywalker" está plagada de defectos, pero ahora es parte de nuestra historia cinematográfica nos guste o no, además de ser el cierre oficial de la saga Skywalker. Ojalá dejen descansar la franquicia un par de años para replantearse nuevas historias y personajes verdaderamente interesantes.

 

Positivos:

-Entretenida

-Buenas actuaciones de Adam Driver y Daisy Ridley

-Score de John Williams

-Buena química del elenco (esta vez tienen muchas escenas juntos)

 

Negativos:

-Muy apresurada

-Mucha trama en poco tiempo

-Malos diálogos

-Incoherente