El aislamiento prolongado y la preocupación frente al coronavirus puede provocar ansiedad e insomnio, por lo que VANGUARDIA te da los mejores consejos para hacerle frente

Las búsquedas relacionadas con el insomnio han aumentado desde hace 15 días. Y es que uno de los principales problemas que tiene la gente durante este confinamiento es este trastorno del sueño.

La constante preocupación por el coronavirus, la poca actividad física realizada a lo largo del día o dormir hasta muy tarde, son solo algunas causas que provocan que aparezca el insomnio para atormentar las noches.


En este tiempo, la situación de confinamiento nos torna proclives a desarrollar ansiedad. En este caso, el insomnio es una respuesta causada por la hipervigilancia.

La hipervigilancia es un estado acrecentado de sensibilidad sensorial acompañado de una intensidad exagerada de comportamientos cuyo propósito es detectar actividad en el entorno. En particular, toda actividad que nos pueda resultar amenazante. Dicho esto, el insomnio es una manera de mantenernos en alerta frente a la inminencia de un peligro percibido o imaginado.

Nuestras rutinas durante los días en cuarentena, en particular aquellas que nos obligan a salir a la calle, provocan que estemos constantemente alertas para detectar cualquier peligro potencial de contagio.

 

Es por ello que, a continuación te dejamos algunos remedios para tratar de combatir al insomnio durante esta cuarentena:

  • Hacer ejercicio o yoga antes de dormir. La actividad física, como hemos señalado antes, es un factor de bastante importancia pues ayuda a que el cuerpo se relaje antes de ir a dormir.
  • Evitar cenas pesadas y comer de forma equilibrada durante todo el día. Esto ayudará a evitar malestar o pesadez a causa de la alimentación.
  • Es recomendable, y no solo durante la cuarentena, evitar el uso de los teléfonos móviles al menos una hora antes de dormir.
  • Tratar de mantener la habitación a una temperatura adecuada. Por la noche tiende a hacer calor, por lo que se debe evitar abrigarse en demasía.
  • Evitar permanecer todo el tiempo en la cama. Es lo peor que se puede hacer.
  • Aprovechar y leer algún libro. Esto ayudará a que pase el tiempo y te canses antes.
  • Darse una ducha o un baño puede ayudar a relajar el cuerpo antes de dormir.
  • La meditación ha resultado ser de gran ayuda para conciliar el sueño. Ayuda a la relajación.
  • Evitar leer cosas que puedan alterar el sueño. Es mejor leer o ver algo reconfortante antes de dormir.
  • Otro de los trucos que han demostrado ser de ayuda para conciliar el sueño es cambiar las sábanas. La limpieza puede ayudar a evitar el insomnio.