Watson ha asegurado que es inocente de todas las acusaciones en su contra. / AP
El gerente general del equipo admitió que la situación del quarterback es muy seria y ya preocupa mucho al equipo

El gerente general de los Texans de Houston finalmente aceptó que la tormentosa situación que vive el quarterback Deshaun Watson ya escaló a un nivel preocupante para el equipo

Nick Caserio, aceptó que las demandas por presuntas agresiones sexuales y conductas inapropiadas contra Watson son “preocupantes” y son algo que el equipo toma “muy seriamente”.

El domingo se sumaron otras demandas civiles en contra del jugador, llegando a un total de 19, quienes lo acusan de comportamiento inapropiado y agresión sexual durante sesiones de masaje con el quarterback.

De hecho, tres de las demandas que se sumaron el domingo pasado, indican que Watson tocó “a propósito” a las mujeres con su pene y señalan que su “comportamiento es parte de un patrón preocupante”.

“Ciertamente somos conscientes y estamos al pendiente”, dijo Caserio al podcast Texans Total Access. “Emitimos un comunicado al inicio sobre la posición de la organización. Diría que es una situación legal, un proceso legal, así que somos respetuosos de eso.

“Ciertamente las tomamos muy seriamente. Las acusaciones, que se han discutido, son ciertamente preocupantes y organizacionalmente, esas acciones no son algo que podamos condonar, que permitamos”, agregó.

El equipo ha emitido dos comunicados y en uno dijo que se mantendría en contacto con la NFL durante la investigación de la liga bajo la política de conducta personal.