Putin señaló que EU lleva años ignorando las iniciativas rusas sobre el desarme y "todo el tiempo busca pretextos para desmontar el sistema de seguridad existente".

Rusia suspende su participación en el tratado de desarme nuclear INF en respuesta a la medida similar adoptada por Estados Unidos, anunció este sábado el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Daremos una respuesta simétrica (a EU). Nuestros socios norteamericanos anunciaron que suspenden su participación en el tratado; pues también lo hacemos nosotros", dijo el líder ruso en una reunión con los ministros de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y de Defensa, Serguéi Shoigú

Putin señaló que EU lleva años ignorando las iniciativas rusas sobre el desarme y "todo el tiempo busca pretextos para desmontar el sistema de seguridad existente". 

Asimismo, pidió a los responsables de Exteriores y de Defensa no iniciar nuevas negociaciones al respecto con EU hasta que "los socios estadounidenses maduren para llevar un diálogo consistente y en igualdad de condiciones" sobre un asunto que es "muy importante tanto para nosotros como para nuestros socios y el resto del mundo". 

A la vez, desmintió que Rusia tenga intención ahora de participar una nueva carrera armamentista con Washington. 

"No debemos ni vamos a dejarnos arrastrar a una carrera armamentista costosa", aseguró.

Por su parte, Lavrov señaló que Moscú "trató de hacer todo lo posible para salvar el tratado (INF), teniendo en cuenta su significado para la seguridad estratégica en Europa y en el mundo”.

Mientras, el titular de Defensa aseguró que EU "lleva años infringiendo el tratado" de desarme pactado durante la Guerra Fría y propuso empezar a desarrollar en Rusia un misil hipersónico terrestre de medio alcance, iniciativa que recibió el visto bueno de Rusia.

En su momento, EU dio de plazo a Rusia hasta 2 de febrero para cumplir de manera "verificable" el INF, ultimátum que fue rechazado por las autoridades de este país, que acusaron a Washington de aumentar el riesgo de una guerra nuclear en el mundo al abandonar tratados de desarme claves para la seguridad internacional. 

EU comenzó a preparar su retirada del INF en 2017

Estados Unidos empezó a preparar el terreno para abandonar el tratado nuclear INF con Rusia hace casi dos años, cuando comenzaron las labores para la fabricación de misiles de corto y medio alcance en una de sus plantas militares en el estado de Arizona, informaron este sábado los militares rusos. 

"Dos años antes de lanzar acusaciones infundadas contra Rusia por la supuesta violación del INF, Washington no solo había decidido (abandonar el tratado), sino que había comenzado los preparativos para la fabricación de misiles de corto y medio alcance prohibidos por el acuerdo", según un comunicado del Ministerio de Defensa ruso. 

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, anunció este sábado que Rusia suspendía su participación en el primer tratado de desarme de la Guerra Fría en represalia por la medida similar adoptada por Washington.

Según los militares rusos, las labores para la fabricación de misiles vetados por el acuerdo suscrito entre EU y la URSS, comenzaron en junio de 2017 en una planta la empresa Raytheon, uno de los mayores contratistas de defensa militares de EU, con base en Tucson, en el estado de Arizona. 

La nota indica en particular que en los últimos dos años la superficie de la fábrica, "que produce, entre otros, misiles de crucero de alcance corto y medio" aumentó en 44% y estima que su plantilla "crecerá en 2,000 personas”.

"El carácter y los plazos de las labores llevadas a cabo son una prueba innegable de que el Gobierno estadounidense decidió abandonar el INF años atrás de presentar acusaciones infundadas contra Rusia sobre su supuesta violación", se agrega. 

Simultáneamente, el Congreso adjudicó al Pentágono 58 millones de dólares en calidad del "primer lote" para "el desarrollo de un misil terrestre de medio alcance", afirma el comunicado castrense. 

Rusia rechazó previamente las acusaciones de EU y se negó a cumplir el ultimátum de 60 días para demostrar de manera "verificable" que no viola el tratado INF. 

Moscú considera "inadmisible" la exigencia de que destruya el misil de crucero ruso Novator 9M729 (SSC-8, según la clasificación de la Alianza Atlántica), que, según la OTAN, viola el INF al superar los 500 kilómetros de alcance. 

El Ministerio de Defensa ruso mostró recientemente el misil a la prensa e insistió en que tiene un alcance de solo 480 kilómetros, por lo que se enmarca dentro del tratado.