Foto: OMAR SAUCEDO
El Banco de México dijo que se requiere una recuperación generalizada para recobrarlos de manera expedita, al igual que la actividad económica

CDMX.- Aunque cifras del gobierno mexicano al mes de julio apuntan a una incipiente reactivación del empleo, la recuperación será lenta y prolongada debido a que la crisis provocada por la pandemia se combinó con una disminución del empleo formal, que viene desde el segundo semestre de 2018, informó la agencia Moody’s; por su parte el Banxico señala que se requiere una recuperación generalizada de la inversión para recobrar los empleos.

La pérdida de empleos contribuye a la menor recaudación de ingresos propios de los estados mexicanos en este año, donde la baja en la recaudación fiscal total estima de entre 1% y 14%, pero esta caída será manejable considerando que las transferencias federales representan el grueso de sus ingresos”, dijo la firma.

En ese sentido, explicó que la considerable pérdida de empleos en México a causa de la pandemia afectará severamente el crecimiento económico del país, la productividad y el ingreso por hogar, especialmente al considerar la fuerza laboral del país ya de por sí pequeña y la tendencia de disminución de empleos.  “La pérdida de empleos formales será más evidente en manufactura y turismo, y esto afectará la demanda de otros sectores más dependientes del consumo como lo son el de vivienda y bienes duraderos.

“Mientras que el reinicio de labores y la recuperación económica de Estados Unidos beneficiarán al sector manufacturero, no es factible que el sector de turismo se recupere hasta que exista una vacuna o tratamiento efectivo para el virus, que se encuentre ampliamente disponible”. 

Moody’s añadió que la contracción del empleo formal expone las carteras de crédito al consumo de los bancos a un mayor deterioro de la calidad de activos, provocando que disminuyan su apetito de riesgo por estos créditos de mayor rendimiento, aún a expensas de la disminución de su rentabilidad.

Por otro lado, el Banco de México (Banxico) advirtió que si bien las regiones orientadas al mercado externo serán las más beneficiadas por el T-MEC y la reactivación de Estados Unidos, se requiere una recuperación generalizada de la inversión para recobrar de manera expedita los empleos y la actividad económica.

“Más que hablar de los renglones particulares del presupuesto, lo que necesitamos para una recuperación más expedita del empleo, de los ingresos y de la actividad es una recuperación generalizada de la inversión”, dijo el director general de Estudios Económicos del Banxico, Daniel Chiquiar.

‘HAY CIERTA INCERTIDUMBRE’

Durante la presentación del Reporte de las Economías Regionales, hizo ver que actualmente todavía hay cierta incertidumbre sobre la rapidez de la recuperación económica.

Refirió que por eso, en el Informe Trimestral de la Inflación, Banxico planteó tres escenarios distintos que difieren en términos del tiempo que tomará recuperarnos.

“Esta incertidumbre todavía puede estar afectando un poco la inversión privada, en la medida en que la economía se recupere podría haber una recuperación de la inversión privada y eso podría conducir en las mejoras de empleo, ingresos y actividad y el potencial de la economía”, estableció.